jueves, 8 de enero de 2009

Magos de verdad

Hace poco más de un año, cuando regresaba a mi tierra con las alas rotas y el corazón triturado en un mortero, me sentía tan sumamente pequeña y vencida que tuve que volver a sus brazos y a su casa para hacerme mayor otra vez antes de inventarme otra vida.

Quizá nunca lo lean, yo no se lo voy a enseñar, pero ahí quedan estas palabras para los Magos, en mayúscula, que nunca fallan: mis padres.

Es la columna de hoy.
Magos de verdad

18 comentarios:

Noelia Jiménez dijo...

Es precioso, como siempre, querida Ana.

Tú también eres Maga. Maga con mayúscula. Porque siempre has sabido sobreponerte a todo dolor y poner una sonrisa allá donde amenazaba con brotar –y en ocasiones brotaba– una lágrima que derramaba el alma. Y mientras, tú, derramando corazón a cada rato...

Un besazo.

Mara dijo...

Qué bonito. Y estoy segura de que te recibirían con los brazos abiertos :) Qué bien :)
Muchos besos!

Luis y Mª Jesús dijo...

De todos tus escritos se desprende una genealogía potente, ... y sobre todo ese saber valorar y volver a lo que te nutre y te identifica (no debieras escapar tanto). Enhorabuena Ana, y Animo. Luis

elshowdefusa dijo...

No sé cómo lo haces, Ana. Pero eres magia toda tú. Siempre consigues emocionarme y hacerme revivir momentos que tengo atrvesados en la garganta. Y el nudo, con tus palabras, se deshace.

Imagino que porque yo también tuve que volver con mis alitas rotas a casa de esos Reyes Magos, a inventarme otra vida, a que me la inventaran ellos. Y porque en esa entrada hay la sensibilidad tuya de siempre, el tacto, el andar de puntillas por los sentimientos más profundos, la dulzura. Magia, pura magia.

Ojalá algún año los Reyes, los otros, los que son menos magos que ellos, les dejen en sus zapatos esta carta. No creo que haya mayor milagro que ése.

Un beso y un abrazo.

M@r@ dijo...

La verdad que la ilusión que tienen por los juguetes los niños de hoy en día no son como las que tenias tu seguro,pero la ilusión de ver tantos regalos y de sentirte feliz cada 6 de Enero es magnifico....Que pena que ya no se pueda volver¡¡¡

Bss wapisima

Ana dijo...

Los reyes que siempre esperan sin hablar, que observan sin ser vistos y que sufren con cada lagrima de alguno de sus principitos.
Espero que esos reyes te duren muchos años y que siempre esten para acogerte en su regazo.
Un beso Berrendita!

Luis y Mª Jesús dijo...

Esa magia que lo envuelve todo, que convierte la entrega en hábito y la rutina en emoción, en la que se nota que te has enriquecido muchos muchos años.
Un beso y feliz año
María Jesús

Guarismo dijo...

Como siempre, Ana, tan certera.

Yo perdí ya a mis dos Reyes Magos; les tocaba, así es la vida, después de hacer felices a sus doce hijos en decenas de noches de reyes, vestidos de tres Reyes Magos. ¡Cuánto me hubiera gustado heredar su bondad, su entrega...! Claro que eso no se hereda, se hace... Ahora me toca a mí jugar el papel con mis dos hijos y lo intento. Pero no es lo mismo. No es lo mismo recibir como recibía que dar como doy.

Cuánta razón tienes cuando dices: ...supe también que eran más magos que nadie porque hacían magia todo el año y sonreían en los momentos de dolor. Y son -eran- fuertes. Suscribo tu frase como real que es.

Un abrazo, Berrendita. Como siempre, tienes el arte de remover los corazones.

Miguel

sentimientos y locuras dijo...

Estoy seguro que no hace falta que lo lean. Ya que esos sentimientos, de corazón y verdaderos llegan al alma.
Ole por ti

berrendita dijo...

Noelia: qué va, yo no soy Maga. Es más, a veces pienso que ya no me queda corazón que desparramar, de lo mucho que me lo exprimieron. Tú sí que eres corazón puro, mi niña. Un besazo.

Mara: pues claro!!. Por eso son magos. Y son eternos. Muchos besos, guapísima.

Luis: la tengo, Luis, la tengo. Desciendo de dos abuelas portentosas y de un tronco muy peculiar. Algún día te lo cuento, pero creo que en esta vida cada uno tiene que ocupar su lugar por méritos propios. ¿Huir? Nunca. Pero a veces es bueno distanciarse de las cosas que, a fuerza de amarlas tanto, tanto te duelen. Un beso.

Fusita: ¿eres tú la que habla de magia, sensibilidad y dulzura?? Pues entonces, ya sabes: cuando sea pequeña, quiero ser como tú. Grande, Fusilla. Grande. Mil besos.

Mi Marita: ¡¡claro que se puede volver!! Cuando tengas a una Lucía y a una Teresa en casa, se llamen como se llamen, volverás a escuchar a los Magos de Oriente bailando claqué en tu tejado. Mil besos, pequeñita. :)

Ana: pues sí, también yo lo espero. Sé que tu hijito y la pequeña Aurora, que viene de camino, aprenderán a escuchar los pasitos de Sus Majestades cargados de amor y de ternura. Mil besos.

María Jesús: pues sí, supongo que así será. Si tú lo dices, que eres una maga multiplicada, fijo que tiene que ser así. Muchos besos. :)

Guarismo: Probablemente tus hijos un día escriban sobre su padre en los mismos términos en que tú recuerdas a los tuyos. Se nace, se aprende, se hereda, sale solo.... y seguro que eres un mago de primera división. Un abrazo, Miguel. Te debo 'sienes y sienes' de correos.:)

Sentimientos y locuras: A veces tengo la impresión de que no soy capaz de expresar todas estas cosas, y entonces me siento terriblemente culpable. Quizá por eso escriba cosas como estas. Ole por ti y por los magos de los fogones. También yo desciendo de uno de ellos, ya lo sabes. :)

Anónimo dijo...

Berrendita, que bien has descrito la magia de los unicos reyes a los que yo tambien rindo pleitesia.
Yo cuando volvi con el corazón roto, ellos no estaban, pero acogio una reina, que estaba alli en su palacio esperando mi vuelta. (vosotras sabeis Noelia y Condesa)
Gracias por ofrecernos tu sensibilidad.
Besos
Salud
El Coronel

anikka dijo...

POR UN MOMENTO SEGUN TE LEIA,ME HAS TRASLADADO A ESA NOCHE TAN ESPECIAL CUANDO ERAMOS NIÑOS Y ME HAS EMOCIONADO¡QUE BIEN ESCRIBES "MI BERRENDITA"¡¡
TUS REYES MAGOS ESTAN A TU LADO TODOS LOS DIAS DEL AÑO PORQUE MERECES LOS MEJORES REGALOS Y NO HABLO MATERIALES..A MI ESTE AÑO ME HAN TRAIDO UNA GRAN AMIGA QUE ERES TU¡¡BESITO FUERTE¡¡

estrella de mar dijo...

si los reyes magos son los padres y el ratoncito pérez son los padres... ¡el ratoncito pérez son los reyes magos!

fuera coñas, para eso están los padres, ¿no?

para compartir los buenos momentos y ayudarnos a superar los malos.

Ricardo Baticón dijo...

Bello artículo, Berrendita... Me quedo con la frase "al igual que son magos todos aquellos que hacen piruetas para llegar a final de mes"... muy adecuada la frase... sobre todo en estos tiempos que corren que muchas familias hacen milagros para llegar a fin de mes.

Un saludo!

Kinush dijo...

Qué bellas palabras dedicadas a tus padres. Ellos siempre están ahí para lo bueno y para lo malo y son nuestros amigos más fieles, de ellos nunca podemos esperar nada malo, su amor es inmenso y no tiene límites, tan solo quieren nuestro bien. Por mucho que pasen los años seguiremos siendo a sus ojos, sus niños.
Mil besos amiga.

Guarismo dijo...

¿No nos dejas comentar el 13 de enero?

Quizá no debamos, pero ¡cuánto amor rezuman tus palabras!

Un abrazo, Ana.

Miguel

David dijo...

Veo tenemos restringida la última entrada...
Ciertamente, tienes una capacidad de expresión sublime y sencilla. Me gusta!! Me ha hecho mucha gracia tu comentario sobre el autobus, jajaja. Un besote, hermosa!!

RAÚL dijo...

yo creo que toda estas palabras escritas "para no ser leídas" deberían ser leídas precisamente por las personas que no quieres que las lean! no? mexplicao?