martes, 27 de enero de 2009

Acaríciame

De vez en cuando la vida nos hace agachar las orejas y pedirle perdón en voz baja por todo aquello que mascamos en momentos de ira. De vez en cuando la vida nos pasa la mano por el lomo y en su caricia esparce vientos cargados de yodo y tiritas, sutura de almas rasgadas, cirugía de urgencia en los latidos, ternura en estado puro.

Acaríciame, que quiero ser pequeña bajo el peso de tus dedos.

14 comentarios:

Ana dijo...

Te voy a dejar una caricia desde mi blog, pasate a por ella.
Un beso!

David dijo...

Qué perra es la vida...
Ven y apalancatae aquí, que te doy un abrazo gordo. Besote!!

Luis y Mª Jesús dijo...

¡cuánto aprendemos y que pronto olvidamos!. Siempre pienso en escribirme mensajes para no volver a repetir errores; nunca lo hago, pero, poco a poco, aprendo, a tortazos-.
Un beso
María jesús

RAÚL dijo...

esta entrada me ha gustado más que la anterior... masoquista! :P

Guarismo dijo...

Azótame, acaríciame... fuerte contraste.

Pero, como siempre, Berrendita, expresados con ese sentimiento contagioso que te sale de lo más jondo.

Un abrazo,

Miguel

M@r@ dijo...

Mira que me gusta mas que te acaricen a que et azoten..En determinados momentos...XDD


Bss berren

AdR dijo...

A mí sí que me hace falta que parte de mi vida me acaricie, de esa misma manera

Besos

Ricardo Baticón dijo...

Así es Berrendita, pero es muy positivo saber pedir perdón y aprender de nuestros fallo u errores. Pues una caricia para tí.

Saludos.

Anónimo dijo...

Poesia en prosa, vaya bien que escibe usted, se podria ganar la vida con ello!!! Digo...
P.S: Se me ha muerto el ordenador del todo, el pobre y con esta mierdecilla no se pueden poner ni tildes, asi que se me disculpen las faltas!
Alberto_Topas

El Coronel dijo...

Berrendita, me ha gustado mucho y como dice Raul mas que el anterior, que parecia mas propio de masoquistas o quizas no he sabido leer entre lineas.
En cualquier caso ¡que bien escribes y que bien explicas todo!
Besos
Salud

berrendita dijo...

Anita: ya te he dado las gracias por tu caricia. Te la devuelvo aumentada, que para los memes soy un desastre. Mil besos.

David: hace tiempo que vivo bajo las tablas de tu desván para que me abraces cuanto quieras. Es un placer.Besos. :)


María Jesús: Quien no aprende a tortazos, no sabe nada. Fijo. Tú para mi eres una mujer sabia. Sin tortazos, por cierto. MUchos besos.

Raúl: y si no tuviésemos un punto masoquista, perderíamos el encanto, no?. Besos, wapo. :P

Guarismo: tú, como siempre, tirando del sentimiento. El contraste es fuerte, pero la vida es fuerte, puro contraste. Si no nos arrea o no nos acaricia, no tiene ningún aliciente. Besos.

Mara, cariño: de vez en cuando un azote no viene mal, aunque hay algunos que tardan mucho en borrarse de la piel. En fin, gracias por quererme, mi niña. Es recíproco, lo sabes. :)

AdR. Yo no soy la vida. Pero te estoy acariciando, por las miles de veces que tus palabras me acarician a mi. Muchos besos. Sonríeme un poco, anda. :)

Ricardo: claro que es importante pedir perdón. A mi me resulta más difícil perdonarme muchas veces a mi misma. Gracias por la caricia. La guardaré en la taquilla con las cosas más preciadas de la fábrica, al lado de las palomitas para ir al cine.


¡¡¡Alberto_Topas!!!! Por dios por dios, que suenen las sirenas que la fábrica se viste de gala. Pues sí, creo que debería hacerte caso y lo mismo intento ganarme la vida juntando letras.... jajajaja. Por lo demás, ya sabes: a ponerte un mono y a trabajar en esta factoría de sueños. Creo que no está de más un buen sistema de alarmas. Un besazo y bienvenido. :)

Querido Coronel: y usted qué bien me lee, que es más importante que saber escribir. Mil gracias, mil besos.

La Creadora dijo...

Oh berrendita cuanto tiempo sin leerte he tenidos problemas con el ordenador y estoy pendiente de cambio jeje.

Como siempre genial navegar por esta fabrica de sueños, pasate por mi blog cuando puedas hay un premio esperandote:D

Saludos

Noelia Jiménez dijo...

JO-DER. Cada día escribes mejor. Creo que voy a desistir de intentar vivir de la escritura. Definitivamente. Besazooooooos.

Anónimo dijo...

Hola Berrendita , soy carmen, ya sabes de la orilla mediterranea, hoy me has dejado con la boca abierta. Pero que manera tan bonita de decir las cosas, no tengo palabras.Destilas sentimientos en cada letra , en cada palabra, en cada renglon...Que contenta estoy de haber descubierto tu fábrica!Un beso!