martes, 18 de diciembre de 2012

Amigas


Te quiero porque siempre te siento cerca. Por tu manera franca de decir las cosas, las que me gustan y las que no me gustan. Por la enorme fuerza que emana tu presencia pequeña cuando mis fuerzas flaquean y me sostienes sin apenas decir, simplemente estando.

Te quiero porque he hecho travesías del desierto contigo sin que la arena se nos pegase a los pies. Porque te he echado de menos cuando he paseado por el infierno guardándome que me quemaba por dentro. Porque prefiero seguir sumando. Porque no necesito explicarte si sabes leer mi alma entre líneas, si sabes la medida de las tiritas que cicatrizan mi alma.

Te quiero porque contigo entiendo la grandeza de la palabra 'amigas', ese tesoro que a veces puse en manos de quien no lo merecía. Porque me emociono sabiéndote, igual que me emociono ahora que te escribo, que intento ordenar estas palabras que casi siempre tengo a mano, a golpe de latidos, tan desde dentro.

Te quiero por tus silencios cuando necesito silencio. Por tus palabras cuando necesito palabras. Por tu forma de decir 'aquí estoy' sin decir. Por hacerme más ligero el peso del dolor en tiempos de dolor. Por regalarme tanta alegría en tiempos de alegría. Por la paz que siempre encuentro cuando vacío mi alma en tus manos y la engrandeces con tu lealtad sin fisuras, con esa manera tan limpia, tan pura de hacer las cosas, tan sin escondrijos, tan sin mentira. Porque eres, porque estás.

Te quiero, sobre todo, porque no entendería mi vida sin el paisaje de tu mirada, sin esa luz que a veces ilumina mis pasos cuando no sé muy bien a dónde ir; sin la generosidad de tu sonrisa, sin tu presencia en tantas cosas, en tantos momentos, en la práctica totalidad de lo que llevo a las espaldas, lo bueno y lo malo, que pesa menos en tu abrazo, caminando contigo.

Feliz cumpleaños, Marigel. Amiga mía. Que sigamos compartiendo, celebrando, viviendo.

Hoy, siempre, brindo contigo.



(Para Marigel, que vino al mundo en el Día de la Esperanza, un 18 de diciembre como hoy. Por tanto. Por todo)
(La foto la hizo mi hermano Rafael, celebrando con nosotras)

5 comentarios:

Águeda dijo...

Tierno, sincero y bonito, como siempre. Qué suerte tenerte Anita, que afortunadas somos, cielo. Un besito y felicidades a la cumpleañera.

Anónimo dijo...

Tu amistad, conocerte, tenerte cerca es el mejor regalo que te puede hacer la vida. Un tesoro, como dices. Disfrutadlo muchos años. Un beso a la cumpleañera y otro enorme para ti. Fuerza, Anita.

Ch.

Espe Saavedra dijo...

Precioso!

Anónimo dijo...

Lo mejor sin duda es que eres una persona que sabe apreciar la amistad.Felicidades a tu amiga por su cumpleaños y por tenerte como amiga.
La brujilla Ampa

berrendita dijo...

Gracias a vosotras por pasar por esta casa y por compartir tantas cosas conmigo, en lo bueno y en lo malo. La suerte es mía, por poder pronunciar la palabra 'AMIGA' y saber que siempre hay un rostro, un nombre detrás, más allá de la mentira, la traición y el dolor.

Gracias a todas por ser, por estar. Besos.