domingo, 21 de diciembre de 2008

Mi corazón es mío

Hace unos días, un amigo me decía que una vez que entregas el corazón, deja de ser tuyo. Yo le dí la razón pensando en mis latidos sin concierto.
Pero si mi corazón ya no es mío, ¿por qué a veces me duele tanto?

28 comentarios:

maloles dijo...

POrque solo das un pedacito, pequeño. Somos demasiado egoístas para darlo entero. Y luego eso duele... si lo diesemos todo, no dolería tanto.

Muas!

Samalkia dijo...

Tu amigo tiene razón. Pero cuando empieza a doler debería de ser la señal de que no lo están cuidando como deben.

M@r@ dijo...

A veces sentimos que nuestro corazón no nos pertenece o que simplemente ya no existe en nosotros,pero siempre queda la esperanza de que tarde o temprano ese corazón que un día se fue con alguna persona tiene que volver...

Feliz NAvidad Ana¡¡¡

Kinush dijo...

¡Qué cierto es lo que dices Berrendita!, pero como dice en una canción de The Fairy Queen de Henry Purcell: “If love’s a sweet passion, why does it torment?... (si el amor es una dulce pasión por qué me atormenta?…)El dar el corazón a una persona implica el desprenderse de el y dejar que esa persona marque el ritmo de tus latidos...

mil besos guapa!!

berrendita dijo...

Maloles: siempre he pensado que en el último envite me dejaron tan seca, que no que guardé nada para mi. A lo mejor tienes razón, no lo sé. Me lo pensaré. Muas muas. :)

Salmakaia: bienvenida lo primero. Pues claro que es así. Yo al mío aún le ando poniendo tiritas, a ver si se ubica y vuelve a casa. Un beso. :)

Mara: ¿Esperanza? Te aseguro que en cuestiones de corazón ese palabro y yo estamos reñidos desde hace bastante tiempo. Pero, bueno: si un día te encuentras a mi corazón de copas, dile que vuelva si quiere, que la puerta está abierta. Besos, besos y más besos. En Navidad y cuando se tercie, Mara. Odio este tinglado de diciembre, fun, fun, fun.

Kinush: Pues claaaarooo que siii. :). Lo jodido es cuando te quedas sin director de orquesta y no encuentras el metrónomo. Qué te voy yo a contar.... ;). Besito.
p.d. Purcell me empapela el corazón, incluso cuando no encuentro sus paredes. Lo sabes. :)

Carmen-Mª López dijo...

Buena preguna. Tu corazón no es tuyo, pero te duele porque quizá hayas conseguido amar a otra persona y es cierto que el amor da la felicidad pero también conlleva sufrimiento.

No obstante el dolor es necesario en la vida, siempre combinándolo con grandes dosis de alegria.


Un beso

Guarismo dijo...

Tendrás que imponer tu mente a tu corazón... a veces no hay más remedio, por dura que sea la batalla (ya lo hablamos a propósito de tu comentario a una de mis entradas).

Un abrazo,

Miguel

Anónimo dijo...

Berrendita, yo creo que cuando nos duele, es porque aun lo tenemos y para que deje de doler hay que volver a darselo a alguien, pero en usufructo.
Definicion de El Usufructo segun Wipimedia: Es un derecho real de goce o disfrute de una cosa ajena. La propiedad de la cosa es del nudo propietario, que es quien puede disponer de ella. ...
Tu tienes mucho corozón. Seguro.
Besos
Salud
El Coronel

carlos dijo...

Yo también creo que tu amigo lleva parte de razón. Solo cuando entregamos nuestro corazón y nos olvidamos de nosotros mismos queremos de verdad.

AdR dijo...

Eso es porque no lo has entregado del todo. Es bueno eso.

Yo descubrí que no hay que entregarlo, ni siquiera prestarlo, compartir lo que hay dentro... eso sí.

Esa es la teoría, luego viene el declive, claro.

Besos

estrella de mar dijo...

Por la misma razón que alguien al que han cortado una pierna siente a veces el dolor.

Porque siempre queda un resto de lo que hubo. Como si una parte del corazón volviera a regenerarse, lo justo para seguir adelante.

Y, dicen, que a veces vuelve a latir completo, al compás con otro latido.

berrendita dijo...

Os dejo el comentario que me ha enviado mi amigo, que no tiene cuenta de google. Se llama Marco. Es compañero, un lujo y una bendición:

Es muy fácil. Duele tanto porque ya no es tuyo, porque cuanto más lejos está de tu mano más fuerte es el latido que llegas a padecer porque es demasiado largo el camino que debe recorrer para regar tus vasos. Duele porque ya no es tu mano, tan generosa y egoista a la vez, la que lo acaricia cada día con un nuevo matiz del amor sin medida que sólo somos capaces de sentir por nosotros mismos.

Duele porque sólo los valientes son capaces de sentir dolor.

Duele porque si fuésemos cobardes simplemente evitaríamos todo aquello que nos recuerde que estamos VIVOS!!!!

Ricardo Baticón dijo...

Én pocas palabras qué seriedad y profundidad de tema tratado... No se ni qué decir... Mejor no entregarle del todo, reservarte una parte del corazón para tí (ser un poco egoista de tus propias cosas tampoco es tan malo)

Un saludo y a pasar buenos días navideños!

Luis y Mª Jesús dijo...

No tiene arreglo... y cuanto mas plenitud lo entregas más dolor.

Queda la solución de reservarlo pero se pudre... no hay arreglo

un aplauso para Marco.
luis

RAÚL dijo...

yo creo que el corazón sólo soporta la cárcel de nuestras costillas. cualquier otra jaula extermina su libertad.

Donce dijo...

Berren, mi niña, que tienes que ponerte mejor pero ¡YA!, que cuando te duela te vienes p´acá, porque aquí estamos todos a tu vera y te "amorfinamos" lo que haga falta para calmar esa deshazón!

Que yo sigo estando aunque ya no se me vea y sabes que te deseo lo mejor. (Si me necesitas sabes dónde estoy).
Un beso y otro para Guarismo, que te sigue mimando pq es un tío amable y sensible donde los haya.

Muacc para los dosss

berrendita dijo...

Carmen Mª: Pues claro que sí. Hay una frase de Neruda, impresionante, que es frase de cabecera: 'qué corto es el amor, qué largo el olvido...'. Y no hay más que decir. Echaremos mano de la alegría, pues. Un beso y bienvenida!!. p.d. tengo que leer con detenimiento tu maraña ariádnica. Tiene una pinta estupenda, pero necesita calma. :)

Guarismo: esta batalla está ganada, aunque a veces mirar atrás suponga ceder un torreón y volver a reconstruirlo de nuevo. Te debo mil correos y mil visitas, pero te dejo un beso. Y otro de Donce, por cierto. Ya son dos. :)

Coronel: Sorry me, pero de momento aquí no hay usufructos que valgan. Si mi corazón es mío, de momento que para mí se quede, que está bien abrigadito. Hace justo un año estaba tiritando y con el culo al aire y de momento no está disponible. Dejémoslo en la cama con sus tiritas, que ya volverá a dar por culo el día menos pensado. Mil besos, camarada. :)

Carlos, pues claro que tiene razón. El problema viene cuando el peaje por hacerlo es tan caro que no sabes de dónde sacar fondos para quedarte en paz. Será la crisis, supongo. Besos y bienvenido. :)

AdR: no sé, yo creo que no me queda ni un pedacito. Lo mismo es el declive. Tú esperabas en una playa a tu sirena. Y regresó. Y e ha quedado. Y te provoca versos para morir de ternura. Cuando no queda nada de eso, es cuando viene el declive. Aún así, sonreímos. Mil besos. ¡¡Qué grande eres!! :)

Estrellita: qué buena metáfora, la de esa pierna que ya no existe y sigue doliendo. Y sí, se regenera. Pero con que siga latiendo, basta. No hace falta otro compás para que recupere su ritmo. Mil besos, mi niña. Pronto nos vemos. :)

Marco: Pues sí. Me quedo con ese dolor que sólo saben sentir los valientes. Los que VAMOS a pecho descubierto. A pecho abierto, a corazón partío. Vivos, rabiosamente vivos. Jodidamente vivos. Te quiero. :)

Ricardo: ser egoísta no es malo. Dime dónde hay alguna academia, que me apunto. Me encantaría, te l aseguro. Mil besos. :)

Pareja del 5º B: se pudre, o simplemente descansa como la Bella Durmiente. Si un día se me queda como una uva pasa, entonces os llamaré y me dáis una clasecita sobre cómo mantenerlo tan fresco a través de los años. Sóis envidiables. Mil besos a vuestro piso superpoblado. :)

Raúl: qué conciso y qué bonito. Y qué razón tienes. Libertad, divino tesoro. Mil besos. Especiales, tú sabes por qué. :)

Doncellita mía!! Ole ole, qué alegría esta aparición estelar por la fábrica. A ver, mi niña: sólo pensaba en voz alta. Últimamente estoy tan acelerada que no tengo ni siquiera eso: tiempo para pensar, ni siquiera para fabricar un sueño por breve que sea. La morfina déjala para los hospitales, que yo tengo ya alta domiciliaria. Tú también sabes dónde estoy yo. Mil besos, con alfombra roja de bienvenida a lo grande.

elshowdefusa dijo...

Porque, querida Ana, es tan grande que, aunque lo regales y lo entregues, te duele. Nos duele a todos, de lo eterno. Tu corazón es de todos.

Anónimo dijo...

Sorry Berrendita, me temo que una vez más, no he debido explicarme bien.
Besos
Salud
El Coronel

dario jurado dijo...

Porque tu no eres tuya tampoco sino un poco de cada uno de nosotros.

Noelia Jiménez dijo...

Ole, ole y ole. Por cierto, tienes un regalito en mi blog. Pásate y ábrelo. Feliz Navidad, preciosa.

berrendita dijo...

Fusa: tú sí que eres grande, pequeñaja!!. Con depositarios así, el corazón apenas duele. Sólo cuando echa mano de la memoria, que es usura. Mil besos, niña. :)

Coronel: usted se explica estupendamente y me encanta que tenga puesto el mono de obrero de esta fábrica. De 2009 no pasa esa cita, ¿eh?. Besos. :)

Darío: si yo soy un poco de todos, seguro que el cachito que te corresponde es inmensamente feliz a tu lado. Que te quiero, killo. Mucho, muchísimo.

Noelia: tú eres uno de los regalos de este 2008. Abrirte es una caja de sorpresas, de ternura, de coraje y sensibilidad. Mil besos.

Donce dijo...

Diosss santísimo, Berren, desazón con hache intercalada... jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa,qué mal tengo la "H"olla!!!
(h)ufff, (h)ufff, mare de mi arma: CASTIGADA CONTRA LA PARED!
(pero sólo un ratito que hoy es Nochewenaaaaa)

Pásalo bien coraçao!!

Anónimo dijo...

Berrendita, me pongo feliz el mono de obrero de tu fabrica, sabiendo que es un honor llevarlo y dedicaré todo mi esfuerzo para organizar esa gran quedada bloquera.
Mucha Felicidad en estas fiestas y el resto de tus dias.
Besos
Salud
El Coronel

M@r@ dijo...

Feliz Navidad Ana...Espero que la pases bien....:D

Nos vemos

Bss

David dijo...

Muchas gracias por tu visita en mi espacio. He de confesar, por loa y por loable, que tienes un espacio muy bello. Me pongo al día, amén de leerte y seguirte. Me gusta como expresas, la verdad. Muy potente, muy interior, además de muy espirita. Lo dicho: que me pongo al día y repaso tu blog, de arriba abajo. Bien venida al mío, en caso de que así sea!! Saludos!!

Ana dijo...

Alguna veces el corazón parece de otro.. pero en el fondo sigue siendo tuyo y cuando se hiere, duele.
Un beso Berrendita y felices fiestas!

Anónimo dijo...

DESDE VILLALPANDO PARIS Y LONDRES
ESPERO QUE HAYAS TENIDO BUENA SOBREMESA CON ANGELA EL POST AL QUE ME REFERIA SE TITULA CREPES