jueves, 1 de noviembre de 2007

Muertos

En estos días los muertos les llevamos flores a los muertos. Como si fuésemos distintos. Como si estuviésemos vivos.

Imaginamos que la muerte habita los cementerios ignorando la muerte que llevamos encima, lo muertos que estamos. Que las calles están llenas de muertos. Que las casas están llenas de muertos.

Ahora que no quedan sueños, pero tampoco lágrimas. Ahora que la sucesión del tiempo es pura inercia y un día es igual que otro día y que otro y que otro. Y una noche igual a otra noche y a otra y a otra.

Ahora me doy cuenta de que tengo el armario lleno de cadáveres y que no soy si no otro cadáver que se pudre en armarios ajenos donde mañana no seremos nada. Y que este día de Difuntos me sorprenderá llevando flores a mi propia tumba.

11 comentarios:

LUIS SANTOS DE DIOS dijo...

Uffffffffff!
Mortal entrada.
¡Ánimo!
Un saludo,
Luis Santos

manuel allue dijo...

No me ha gustado nada, Anita. No el texto, porque ya sabes que me encanta como escribes, sino lo que nos dices. Es mentira. Estás viva por los cuatro costados y en los cementerios están los restos de las vidas que nos importan, los memoriales de los que fueron para que sigamos siendo como somos. Ni mejores ni peores pero ¡vivos!

Un beso (el más vivo de los besos).

Lucano dijo...

Estamos vivos, y coleando, y al morir renaceremos para vivir por siempre. Unos cuantos besos, tan vivos como el de Manuel.

rober dijo...

Más besos y abrazos vivos, Ana.
Por narices, tu tienes que ser inmortal.

dario jurado dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
dario jurado dijo...

Siempre que intento encontrar esa frase ingeniosa que no despinte el negro sobre blanco que conviertes en arte aqui en tu rincón del pataleo, me quedo absolutamente in albis.
Por eso, hoy lo único que se me ocurre es cagarme en tus muertos, tú incluida. (Sé que lo entenderás).
Mi beso, tan enorme, profundo y sentido como seas capaz de imaginarlo.
Darío Jurado

Donce dijo...

Hoy te mando un besazo tan fuerte que te va a quedar la cara "doloría", so boba!
Aquí tienes mi hombro, mi oído y mi corazón ¡¡Utilízalos!!
(Ah y aunque te parezca mentira, con esa entrada tan fea hoy me has ayudado).
Que te quiero joíaaa!!

Regenta dijo...

Con el tiempo te das cuenta que no elegimos nada, ni vivir, ni morir pero en nuestra mano está quitarnos esos “muertos” que tenemos en las casas y los armarios y seguir adelante eligiendo lo poco que podemos es lo que nos mantiene vivos o como poco ocupados para no pensar en lo que no debemos. Desde la experiencia Ana, de todo se sale o por lo menos se aprende a vivir con ello. Es un tópico pero es verdad.
Aunque entro de vez en cuando a leer esta fábrica pocas veces me animo a escribirte pero esta entrada me ha llamado la atención. Anímate y ya sabes que aquí en Salamanca tienes un hombro donde apoyarte cuando lo necesites.

costalero dijo...

Con dos cojones Ana, no se pueden decir mas tonterias en tan pocas lineas
Te sigo diciendo lo mismio que hace escasas fechas

Un besazu y un fuerte abrazo

Inmoderadamente moderado dijo...

Jodidamente bonito. Eso es lo peor.

berrendita dijo...

Gracias a todos.
Javito, te sigo queriendo. Eso es lo mejor. :)