miércoles, 13 de enero de 2010

13 de enero



...Y el mar borrará nuestros nombres, como si nunca los hubiese pronunciado.

3 comentarios:

Ricardo Baticón dijo...

Hola Berrendita!

antes de nada (y con un poco de retraso, ya puedes perdonar!)... Feliz AÑO 2010!

Me alegro que con el nuevo año te hayas animado a tu vuelta bloggera. Me encanta la foto, de un mar, de las que me gustan a mí!

Un abrazo!

Jose dijo...

Hola
Aunque es la primera vez que publico un comentariao en tu blog, soy fiel seguidor tuyo desde hace tiempo. Te encontré en una pagina de Semana Santa, Mi Padre era zamorano y em contaba cosas de alli , asi que tus artículos me encantaban. Despues te perdí la psita , te encontre en el periódico y de nuevo desaparecida, solo darte las gracias por tu forma de escribir un beso . Jose

Guarismo dijo...

El mar, la mar...

No, Berrendita, la mar no borrará nuestros nombres, sino que los acentuará, los magnificará, los disfrutará al pronunciarlos... La mar los acariciará en cuanto los conozca y nos bendecirá...

Esta vez, probablemente la primera, no estoy de acuerdo contigo.

Por cierto, la mar parece la de nuestro Cái (sí, es; la foto la firma mi primo Manolo).

Un fuerte abrazo, Ana, bienvenida de nuevo, gracias por volver y que tengas un gran 2010.

Miguel