jueves, 28 de mayo de 2009

A dónde irán los besos (memoria de un corral de comedias)


Cuando la ley de la piqueta se impone a la razón, al sentimiento, a la memoria de un pueblo, no hay ladrillo ni euro que justifique semejante despropósito. La misma Salamanca que hace unos años amaneció con un boquete allá donde se alzaba el Gran Hotel, ayer sintió en la yugular el mordisco de la codicia, al mismo tiempo que las palas mordían la vieja estructura del Teatro Bretón, el teatro de los pobres, el teatro erigido sobre el antiguo corral de comedias. Desde la tristeza y la impotencia, sólo cabe preguntarse a dónde irán los besos.

Es mi columna de hoy.

(Foto de Tribuna de Salamanca/ Pedro Ladoire)

8 comentarios:

Donce dijo...

Churriiiiiiiii, que aún no había visto el vídeo de Zamora (el de la tele!) jaaaaaa, qué linda madre!!
Un besazo, mi Berrendita-resalá!!

Ricardo Baticón dijo...

Hola Berrendita.

Qué bueno, acabo de contestar en el blog de una amiga que tenía una entrada titulada casi igual... A dónde irán los sueños?...

Me ha gustado tu artículo/columna.

Saludos.

Kinush dijo...

oooooooooh!! hola guapísima!!! no creas que me he olvidado de visitar la fábrica, es que estoy very liado con muchas historias, pero cuando puedo me escapo a ver a mi fábrica preferida, con su jefa tan bella y tan artista de la palabra y la música.
Pues lo mismo que te preguntas en este post, me pregunto yo con un cine (de verano e invierno) muy antiguo de Martos, el cual va a desaparecer en breve por las historias de siempre...poderoso y asqueroso caballero es don dinero... puaj!!! a ver, los ciudadanos normales, no podemos hacer nada contra esto.
un besazo y y y y VIVA MONTEVERDI!!!

El Coronel dijo...

Berrendia, ya sabes que vivimos bajo la ley de la pala escavadora, el truque de intereses y los ciudadanos somos solo meros espectadores de todo esto.
Los politicos, hacen el D. Tancredo, mientras que sus bolsillos se llenan de euros.
Viva el preriodismo de denuncia. Gracias.
Besos
Salud

AdR dijo...

No sabes la pena que me dan estas cosas... me acabas de recordar una estación de tren de la que he escrito... ahí también han decidido romper besos y destruir abrazos... :(

Luego dices de mí pero... cada día escribes mejor.

Besitos

berrendita dijo...

Donce: otro beso para ti. Echo de menos nuestras noches, tus risas, las mías y tus comentarios. Espero que todo vaya bien. Mil besos.

Ricardo: muchas gracias. Te tengo tan abandonado que no tengo excusa. Besos.

KInush: oooooooohhhhh!! madre mía, qué alegría!! Pues sí, Kinush, qué asco de dinero. Qué asco. Besos, música y mucho arte, marteño. :)

El Coronel: Cuánta razón llevas. Lo malo es que la denuncia, frente al billete, no tiene fuerza de ningún tipo. En fin.... mil besos.

AdR: vaya.... espero que los tuyos queden a salvo en el rincón de tu caja de cuentos, donde guardas tanta magia. Besitos para tí.

Arcángel Mirón dijo...

Berrendita, tanto tiempo sin pasar por aquí.

Te abrazo.

:)

Ka Moscol dijo...

algunas veces los besos llegan al alma