jueves, 20 de noviembre de 2008

Castañas, mandarinas y niebla

Os dejo la de hoy. De siempre noviembre me pareció un mes triste y he dejado que la niebla se pose sobre el teclado. No es nada grave, ni nada especial. Sólo es noviembre. Sólo son castañas, mandarinas y niebla. Besos.

Castañas, mandarinas y niebla.

19 comentarios:

manuel allue dijo...

Es un mes que habría que borrar o por lo menos hacer que tuviera menos días, dos o tres. Para ahuyentar la niebla ya sabes, buena música. Y las mandarinas que las pele otro (u otra).

Besos, mil.

M@r@ dijo...

A mi me gusta el mes Noviembre,para mi siempre será un mes de transición,un mes enérgico,frio,muy frio,pero Noviembre para mi siempre me lanzará una sonrisa al oirlo:D

.....Bss Anita.....

Ana dijo...

Ese Noviembre que tu describes, es un noviembre demasiado triste para mis ojos.. yo, en este mes, ya contemplo las primeras luces navideñas que van adornando las calles esperando a ser encendias en poco tiempo, los escaparates tornandose del color de la navidad, los mantecados y turrones esperando en los supermercados para darte el primer dulzor.. la preparación para la venida del que vendra... cada uno vez cosas distintas...
Un beso Berrendita!

costalero dijo...

Ana lo he leido a las 9:00 de la mañana con un cafelito muy muy calentito y me ha encantado.
Al final me voy ha hacer asiduo a un periodico que antes no hacia mucho caso

Un abrazo

Anónimo dijo...

Un mes triste, pues si, para dar paso a un mes más alegre para unos y que ha otros nos sigue manteniendo tristes.
un beso

olhos vermelhos dijo...

Pero te da mucho no?

los meses son reconfortantes, al paso y al momento de ellos mismos.

me gusta tu blog

te leo.

Mª Pilar dijo...

Noviembre es un mes de transición, estamos deseando que se enciendan las luces de Navidad y que las calles se llenen de gente haciendo compras, con prisas y lamentándose del gasto..... ya verás como luego echamos de menos la tranquilidad y el romanticismo de noviembre...

Saludos

Anónimo dijo...

DESDE VILLALPANDO PARIS Y LONDRES ES CIERTO LO QUE DICES DE NOVIEMBRE ESE MES QUE NO TIENE NADA Y QUE NUESTROS ANTEPASADOS PARA NO MENOSPRECIARLE LO LLAMARON BENDITO MES QUE EMPIEZA EN LOS SANTOS Y TERMINA EN SAN ANDRES
A MI CON LO DE LAS CASTAÑAS ME PASA LO MISMOME TRAE EL RECUERDO DE CUANDO ERA PEQUEÑO Y ME LLEVABAN A ZAMORA Y SIEMPRE COMPRABAMOS CASTAÑAS A UNA SEÑORA MAYOR QUE SE PONIA EN LA FAROLA AL LADO DE LA CHURRERIA BENITO Y SIEMPRE EN LOS PRIMEROS DIAS QUE SE PONEN AHORA ME TRAE ESE RECUERDO

Luis y Mª Jesús dijo...

¡No borreis noviembre, que me quedo sin cumpleaños!.
Noviembre es un mes cansado, de dolores suaves de cabeza, pero también tiene ese veranillo de San Martín que es el último parpadeo de buen tiempo y las ilusiones de los niños que cuentan los días que faltan para Reyes y esperan con ilusión la Navidad.
Duerme Berrendita, descansa, que todo tiempo es bello.
Un beso
María Jesús

Luis y Mª Jesús dijo...

ya...

Donce dijo...

Pues yo también me quedaría sin cumple, y aun así, mira que le tenía manía... más bien diría fobia... pero ná, que ya la estoy superando!
Así que, agárrale bien de los cuernos, niña, que este Noviembre no va a poder con nosotras!!
Un beso fuerrrrrte,fuerrrrrte,fuerrrrtee

Anónimo dijo...

Noviembre era un mes bonito, preludio de la Navidad , del fin de año, de olor a castanas y mandarinas, como dice Berrendita, de la varidad de amarillos y marrones en los arboles, y dejó de serlo, cuando hace tres años me dio una patada en el alma. Desde entonces no quiero saber nada de él.
Besos
Salud
El Coronel

AdR dijo...

A mí Noviembre me roba muchas cosas, el frío no lo tapa las castañas, ni las bendiciones invisibles en la calle... la verdad es que no sé que me roba, yo siempre digo que muchas cosas pero al final puede que ninguna, que sólo estén tapadas por las gélidas ganas de que se vaya para siempre el otoño.

Besos.
P.D.: Escribes como siempre, se siente como nunca.

Ricardo Baticón dijo...

Muy bonito artículo. Noviembre está acabando con más frío y se acerca el invierno de verdad... vaya temporal!... Castañas... y esperemos que no mucha niebla!

Un saludo!

Guarismo dijo...

No es noviembre el mejor mes del año, no. Yo lo definiría como anodino, salvo su color, con el frío en ciernes (aunque este año nos ha llegado con él).

Es un mes triste, como escribes, pero tus palabras lo hacen bello, ¿o son bellas tus palabras?

Es bella tu prosa.

Un abrazo,

Miguel

javixu dijo...

A veces, hasta noviembre con su frío sus lágrimas en el viento, nos llega a sorprender...

Espero que contigo también lo haga, y si no, espera a Diciembre.
Se acerca la Navidad...

Noelia Jiménez dijo...

Cuánta razón. Noviembre siempre es triste. O siempre lo ha sido. A mi me trae malos recuerdos. Casi todos. Agridulces. Pufff.

Pero somos fuertes. Y diciembre está aquí. Y enero, cuando todo empieza...

estrella de mar dijo...

A mí las mandarinas me recuerdan al colegio y el colegio a octubre. Y las castañas a Ponferrada. Pero la niebla... por noviembre, no falla.

Es la situación metereológica que menos me gusta. Vale que llueva, bueno que haga viento... pero la niebla es un rollo. ¿De qué sirve no ver un burro a tres pasos?

Por eso diciembre deprime. Pero tú ponte de despertador una música cañera y ¡ala, arriba!

Después de todo ya casi estamos en diciembre...

Anónimo dijo...

a mi me encanta Noviembre, este mes es un poco más frio este año, pero es un mes que me invita a soñar, solo me falta estar cerca del mar pero en Madrid aun no es posible