sábado, 6 de septiembre de 2008

Cuando sea pequeña

Cuando sea pequeña aprenderé a olvidar los nombres que hicieron daño sólo con pronunciarlos. Aprenderé también a ir por la vida sin apuntar las cosas que tengo que hacer.

Cuando sea pequeña inventaré charcos bajo mis pies para taconear tormentas mientras escampa. Guardaré en una cajita el alma para no irla desgastando a cada paso. Convidaré a la vida a saltar a la comba conmigo.

Cuando sea pequeña escribiré cartas sin dueño que guardar bajo la almohada. Dictaré un nombre al viento para que se lo lleve y me guardaré su música para mi. Lanzaré piedras al río de la alegría para que sus ondas vengan a morir mansamente trazando círculos en mis orillas.

Cuando sea pequeña enterraré las trincheras del miedo y llamaré a las puertas del deseo. Entraré de puntillas en tu cama. Soñaré con hacerme pequeña y desaparecer.

27 comentarios:

Arcángel Mirón dijo...

¿Estás herida? Hacete pequeña y saná.

Te abrazo.

Kinush dijo...

Cuando sea pequeño, quiero volver a entrar en esta fábrica de sueños y ver que el tiempo no ha pasado por ella y que sigue tan reluciente y tan grandiosa como siempre lo ha estado. Y que su directora Berrendita nos sigue día a día sorprendiendo y emocionando con bellas historias ornamentadas de sentimiento y emoción.
Cuando sea pequeño quiero que este latir, este ritmo de la fábrica de sueños siga danzando en mi alma.

Mil besos Berrendita.

Anónimo dijo...

Berrendita, cuando yo tenia 20 años, pensaba que cuando tuviera 60seria muy aburrido, porque ya me lo sabria todo de la vida y ya nada me sorprenderia, que ya nadie podria hacerme daño. Ahora que los tengo, vivo con la sensación de que no se nada, que cada dia se menos y me siguen dando alguna puñalada trapera de vez en cuando.
Pero soy feliz, porque afortunadamente: Cada dia es una sorpresa.
A tus pies
Salud
El Coronel

estrella de mar dijo...

Cuando sea mayor quiero seguir siendo igual que cuando era pequeña

maloles dijo...

Yo también quiero ser pequeña algún día.
Cuánto tiempo sin pasarme por aquí!
Qué mal he hecho en no hacerlo más a menudo...

Un besito!

Guarismo dijo...

Cuando sea mayor, quiero ser como Berrendita cuando sea pequeña.

Cuando sea mayor, seguiré leyendo su/nuestra fábrica de sueños para soñar...

Un abrazo, pequeña Ana.

Miguel

berrendita dijo...

Gilda: ya mismo estoy haciéndome pequeña. Yo también te abrazo, leona. Un beso.

Kinush: gracias, gracias, gracias. Te envío unos cuantos latidos para que dancen en tu alma. Un beso.

Coronel: cuando sea pequeño, verá como las puñaladas traperas desaparecen con todo atisbo de la edad adulta. Siga sorprendiéndose con cada día. Eso es maravilloso. Un beso.

Estrellita: creo que ya lo eres. Por eso me gusta robar de vez en cuando tu tiempo. Un beso.

Maloles!! Bienvenida de nuevo. Estamos en paz, yo también te debo un montón de visitas. Me pongo al día ya mismo, que da gusto leerte. Un beso.

Guarismo: No crezcas demasiado deprisa. Y cuéntanos tu periplo en cuatrocientas palabras. Cuatrocientos abrazos. :)

La Creadora dijo...

Quiereme como me has querido de pequeña, abrazame sin hacerme daño y juega con mis cabellos mientras se mecen en el regazo del camino trazado por el viento.

Juego conmigo a contar numeros en las nubes, y salta en mi mirada risueña de cuando era tan solo una chiquilla.

precioso poema precioso.
Saludos

elshowdefusa dijo...

Qué ganas de empequeñecerme. ¡Más! :)

luis dijo...

Cuando era pequeña me sorprendía que los mayores siempre terminaban hablando de lo mismo, uno de su hermano, otro de su mujer, otra de su hijo...; cada cuál sacaba siempre el tema que le atormentaba, en el que quedaba como enredado, incapaz de ver la vida desde otra perspectiva. Yo pensaba, de mayor no quiero que me pase, pero me pasaba, hasta que descubrí que la solución para no enredarse era perdonar y confiar u olvidar, según el caso.
Pero tu Berrendita no quedas enredada, porque eres capaz de soñar y de transportarnos en tus sueños. Ya eres niña, porque querer es comenzar a ser.
Un besazo
María Jesús

Mi paracaídas dijo...

Yo ya soy pequeña, aunque no hago ninguna de esas cosas. Joder, entonces para qué soy pequeña, si no puedo volar, si ni siquiera sueño con volar, si ni siquiera creo en soñar... Joder, así no quiero ser pequeña... Así no... ¿Crees que puedo aprender a ser pequeña? Lo intentaré... Juro que lo intentaré.
Gracias por abrirme los ojos.
Juro que lo intentaré.

=)

neurotransmisores dijo...

Desgraciadamente el tiempo solo corre hacia adelante.

Saludos.

berrendita dijo...

Creadora: ahí reside nuestra infancia, en la sonrisa. Y casi nunca la perdemos. Mil besos, bienvenida de tus vacaciones.

Fusita: ¡¡Pero si tú eres grande!! Inmensa, al menos en mi mundo. Un besito.

MaríaJesús: no creas, no creas. A veces la vida se encarga de enredarte el alma como si fuesen cabellos desordenados y merma bastante nuestra capacidad de soñar. Yo aún estoy poniendome tiritas por sus esquinas. Y quiero comenzar a ser adulta, aunque sólo sea un poco. Que ya es hora. Un beso. :)

Mi paracaídas: lo primero, bienvenida. Claro que puedes. Todos podemos. Abre tu paraguas cuando caigan chuzos. Y después, salta sobre los charcos y ríete. Un beso.

Neurotransmisores: pues claro. Eso es lo bueno. Cuando sea pequeña habrá pasado el tiempo y no me habré enterado. Un saludo, bienvenido. :)

javierlunaro dijo...

¿Te imaginas si nuestra vida transcurriese justo al revés?

AdR dijo...

¿Sabes lo que parece lo que has creado? Pero a la inversa...

... El Nacimiento de un Ser Humano :)

Y es encantador.

Besos

Yopopolin dijo...

me encantaria cumplir años hacia atras... y poner las miras en qué hacer cuando sea pequeño...

bonitos versos, Berrendita!
saludos!!

RAÚL dijo...

además de la tortilla de patatas no estaría mal poder deconstruir (aunque sólo sea un poco) nuestra cabeza. especialmente en esos días que nos abruma con pensamientos complejos de solución imposible. precioso texto!

berrendita dijo...

Javierlunaro: ¡Qué honor tenerte por aquí!!. No me lo imagino, compañero: a veces la vida transcurre justo de alrevés. Lo que pasa es que no nos damos cuenta. Un beso. :)

AdR: Bueno, es que en el fondo nacemos y nos morimos un poco todos los días para volver a nacer al día siguiente, ¿no?. Tú sí que eres encantador. Un beso. :)

p.d. Esta madrugada tronó y llovió con fuerza sobre mi ciudad. Después, he comido lentejas. Y me he acordado de ti, claro. :)

Yopopolin: pues sólo es proponérselo. El colegio y las canicas te están esperando ahí, a la vuelta de la esquina. Un beso. :)

Raúl: por deconstruir, que no quede. Especialmente en esos días de los que hablas, que son una deconstrucción en sí mismos. Otro beso.

Noelia Jiménez dijo...

Quién volviera a ser pequeña... A saltar sin temor a mancharte los zapatos. A soñar sin que la realidad te despierte a bofetones. A querer ser mayor sin entender por qué te dicen que lo mejor es seguir siendo pequeña siempre...

Un besazo.

javixu dijo...

A mi también me gustaría volver a ser pequeño....

Anónimo dijo...

¿Pequeña? Yo creo que ni cuando era pequeña he sido pequeña... jeje.... Pero eso sólo físicamente.... El alma la tengo aún, como tú, de niña inocente que sonríe sin miedo a perder. Ni a ganar. Arañando el tiempo. acariciando sus minutos. Rasgando los silencios.
Ser niñas de nuevo... Nunca dejaremos de serlo, mi pequeña... Y esa es, precisamente, la GRANDEZA...
Besos pequeñitos....

13 dijo...

Ay por Dios.... Que no sabes quien soy... Bueno, ya te lo he dicho por telefono. Y ahora tambien te digo que ARRIBA LA BERRENDA!!!!!

berrendita dijo...

Noelia: yo no sé si será mejor o peor, pero creo que todos deberíamos guardar retazos de nuestra pequeñez para echar mano de ellos cuando la vida nos venga demasiado grande. Mil besos, amiga. Con zapatitos nuevos. :)

13: ¿tú crees que podría no saber quién eres? Dices bien: tú nunca has sido pequeña. Ni por dentro ni por fuera. Y eso sí que es de arte. Me repito mil veces dándole las gracias a la vida porque te ha vuelto a poner cerquita. Mil besos.

rosebud_za dijo...

Han tenido que pasar varios años para darme cuenta de lo feliz que era de pequeño. Lástima que no podamos decir, en un momento de nuestra vida: hasta aquí... y permanecer en ese instante todo el tiempo que deseemos.

Saludos.

misstake dijo...

Mola hacerse pequeñita, pero no desaparezcas ni en sueños...que quiero seguir leyendo tus historias!!!

Bicho dijo...

Qué bonita reflexión/poesía ^^

Cada día que me dejo caer por aquí me gusta más. Me encanta lo que escribes; y más hermoso aún, me gusta lo que te escriben. Hay cariño en cada palabra que leo.

Tu fábrica es un lugar perfecto para hacerse pequeña. Seguiré madurando hacia la infancia por aquí.

Un besazo.

berrendita dijo...

Rosebud: si nos quedásemos estancados siempre en la infancia, seríamos unos infelices. Lo bonito es seguir hacia adelante y saber que algún día volveremos a ser pequeños. Gracias por pasarte. Un beso.

Misstake: a quién no le gustaría desaparecer de vez en cuando? :). No te preocupes, que de momento no doy con la tecla de la evaporación. Yo también seguiré viajando contigo, con el triatleta y con esa pasión que compartimos por el mundo gatuno. Un beso, bienvenida. :)

Bicho: nadie lo podría decir mejor: madurando hacia la infancia. Eso es lo que yo quería decir. Un besazo, pequeña. Te debo unas cuantas visitas. :)