domingo, 21 de septiembre de 2008

Crépes

Envolví en la masa redonda de los crépes los últimos retazos de tu vida de estudiante y mis primeros pasos en ese trabajo nuevo que me roba hasta el último minuto de tiempo. Desandé las horas como si fuese la primera vez que me sentaba en aquella terraza, como si fuese yo la que acababa de salir de un exámen después del suspenso de junio, de todos mis suspensos, de mi vida suspendida en el aire.

Comimos acompañados en la callejuela que tiene nombre de Cristo y vierte a la torre orgullosa del palacio ducal. Compañía. La necesitaba. Hubiese detenido el tiempo en el remanso de vuestra presencia, en la emoción contenida de sentir ojos amigos posados en mis ojos, tan cansados. Os quise más que nunca, aunque no os lo dijese.

Igual que te regalé la primera sonrisa del año, esparcí sobre tu postre de fresas y nata la primera sonrisa de una vida que aún no me pertenece que iré ajustando a mi medida cuando la sienta mía. Y tú estarás siempre. Creciendo mientras yo te contemplo y me siento orgullosa de tu altura.

Gracias por tu sonrisa inmoderada. Gracias siempre.

31 comentarios:

Luchida dijo...

Qué bonito :) Me ha gustado mucho.

maloles dijo...

Ánimo...
Con sonrisas como esa, la vida parece tan dulce como un crépe, al menos por unos minutos...

Mua*

AdR dijo...

No sé cómo te las apañas, pero hornear un pedazo de vida y muchos recuerdos en la masa de unos crépes y que queden así de consistentes es muy difícil.

Creo que por uno de los lados se están escapando algunas palabras... pero déjalas marchar. Así todo queda más bello.

Besos

M@r@ dijo...

Precioso berren.....:D

Espero verte pronto.

Bss

elshowdefusa dijo...

Espero que desandar las horas no te haya hecho desandar las cosas buenas y las malas haciéndolas del presente. Me ha gustado mucho esa mezcla tuya y de los demás, del antes y del después. Como siempre... en el marco de tu sensibilidad exquisita.

Un beso a los dos :)
Te echo de menos, jo.

Anónimo dijo...

Berrendita,me ha gustado mucho este comentario tuyo:
"...una vida que aún no me pertenece que iré ajustando a mi medida cuando la sienta mía..."
¡Cuanto dice!
A tus pies y sin descubrirme.
Salud
El Coronel

Arcángel Mirón dijo...

Nena, me encanta cómo retratás tu vida y todo lo que la rodea.

Te abrazo.

J. Pascual dijo...

Hay esos Crepes Salmantinos,
bañados por la dulce mirada
de una jovenzuela camarera
que desborda simpatia y bien hacer.
Que seria, sin esos momentos, de esta vida insulsa y falta de acción.

Un Beso Anita. Y espero que todo te funcione a las mil maravillas en la ciudad del Tormes y ademas podamos degustar crepes servidos por esa magnifica mujer.

berrendita dijo...

Luchida: gracias. Espero que te haya gustado casi tanto como a mi los crépes. ;) Un beso.

Maloles: sigo teniéndote abandonada. Gracias por perdonar mis largas ausencias. Un beso. :)


adr: no entiendo eso de que por un lado de me escapan las palabras. Pero si tú dices que las deje marchar y que todo así es más bello, será que tienen que irse de mi crépe de una vez. Un beso. Sigo leyéndote, sigo admirándote. Incluso en cartas de amor que no son para mi. :)

M@r@: yo también espero verte pronto. Te quiero. UN besito.

Fusita: tengo mono de tus historias. Ahora mismo iré a tu show a empaparme de la belleza de tu Bergai. No sabes qué dias llevo, sin siquiera tiempo para mi. Gracias por tu paciencia. No me eches de menos, que siempre estoy, sólo que a veces llego tarde. Y sigo impar, así que besos pa mí. :) Y para tí, miles.

Ay, mi Coronel, si yo le contase. La vida me trae loca. Y yo con estos pelos. Gracias, gracias, gracias, por la fidelidad. Un beso.

Gilda: a mí sí que me gusta cómo retratas el mundo desde tu paraíso de arcángeles mirones. Eres un pedazo de escritora. Te abrazo, fuerte. :)

Jajajaja, Jose, ¡¡ya te digo!!. Algún día escribiremos sobre la camarera, los crépes y las compañías por Compañía en la ciudad de las soledades. Gracias por estar ahí. A los dos. Un besazo. :)

Luis y Mª Jesús dijo...

Hola Ana, disfruto mucho más de tus entradas ahora que conozco tu nombre incluso tu cara. Pero sigo buscando la fabrica. Tu admirador: Luis.

Ana dijo...

Pero que bien relatas las cosas hija mia.. es una alegría verlas así, y sobre todo rodeado de dulce explendor!
Un beso!

Yopopolin dijo...

como escribes con tanta sensibilidad? que bellas palabras... nunca imagine que un post titulado "crepes", fuera tan... tan... no tengo palabras para describir tu prosa! bueno si, indescriptible... y una vez mas: me encanta!

berrendita dijo...

Luis: no sé si será importante conocer un nombre o una cara. Soy berrendita, sin más, porque esta es la fábrica de berrendita, nuestra fábrica de sueños. Gracias por ser parte de ella. Y un consejo: no la busques mucho. Yo la encontré un día y, efectivamente, mis sueños se marcharon por la ventana. Un abrazo. :)

Ana: pues sí. Confieso, casi sintiéndome culpable, que a los crépes salados siguieron unos dulces que no se los saltaba un gitano. Casi morimos de indigestión. Gracias por venir, guapa. Os debo mil visitas. Un beso.

Yopopolin: me sacas los colores con esas palabras tan bonitas, tan sin palabras. Gracias, gracias, gracias. Mil besos.

rosebud_za dijo...

Eres genial fabricando sueños en una ciudad de soledades... siempre vienen los recuerdos.

Saludos.

Javier Arroyo dijo...

Hola Berrendita ,

¿Qué pasó?, con las ganas que tenia de verte en Salamanca...pero bueno , otro dia en otro lugar?.
Por cierto cuando puedas mándame unos crépes,te mando la direccion por sms.jejejeje.
Besitos.

Inmoderadamente moderado dijo...

Claro que estará siempre. Con olor a fritanga, incienso, romero y tomillo, o lo que sea menester. Un beso.

RICARDO BATICÓN dijo...

Qué metafórico todo este texto... al final, no hay nada como disfrutar de la compañçia de un buen amigo/a, verdad?

Un saludo Berrendita!

estrella de mar dijo...

mmm crepes... ¡siempre taaaan apetecibles!

me tienes que contar qué es eso de tu nuevo trabajo y, si eso, yo te cuento que, una vez aprobada historia, acabé el primer ciclo (bien!!) y que me voy a Madrid. Ya es oficial.

entre el curro, el examen y mis mini-vacaciones me he quedao desfasada. Enga, un abrazo más dulce que la nutela de las crepes.

Luis y Mª Jesús dijo...

Hola, nuevamente Berrendita, Tienes razón, no es elegante el espionaje industrial y supongo que sea inevitable que los sueños se escapen de la fabrica a poco que son acabados. Pero de mi fabrica –tengo una muy vieja en el 5º-B- no se escapan por la ventana, les puse prótesis de realidades y abren la puerta, y se van haciendo ruido con sus ortopedias, Y vuelvo a estar solo con la fábrica cada vez más oxidada....luis

La condesa de Estraza dijo...

Ni crepes ni ocho cuarto, aquí la clave está en felicitarte por ese nuevo golpe profesional inesperado, que te ha metido de pronto en el futuro de una carrera a la que no le adivino techo.
Chinchín, Berrendita en 'colorao', por aquello que posiblemente nos quede por hacer juntas.

dario jurado dijo...

Illa, un beso.

Ná que decir. Sólo te dejo el beso para que veas que entro para ver si duermes.

Cuídate amor.

berrendita dijo...

Rosebuz: también tú eres genial fabricando pensamientos. Te enlazaré en la fábrica. Un beso.

Javier: creo que los demonios y mi falta de tiempo se aliaron en nuestra contra. Te llamo y te lo cuento. Aún queda un pedacito de 2008 para ponernos al día. Besitos, wapo!!

Inmoderado: eso espero.Siempre. También con olor a Mousselgg. Un beso, inmoderadamente moderado. :)

Ricardo: metafórico a medias. Los crépes estaban buenisimos.... :). Besos.

Estrella: este finde libro y te cuento mi nueva aventura. Es una locura, pero ha llegado en el momento oportuno. Ahora, a comernos el mundo. Mil besos, pequeñita. :)

Luis: tu fábrica del 5º B es un sueño en sí misma, un paraíso que no puede oxidarse por todo el camino que lleváis andado. Yo no sería capaz. Os admiro, a los dos. Un beso.

Condesa: gracias, gracias. Chinchín por lo que nos queda, que va a ser tronado. En cuanto me instale del todo hablamos y soñamos juntas. Con usted es fácil, porque es un sueño de mujer. De pequeña me gustaría ser tan sabia como vos. Os quiero.

Darío, amor: a veces no duermo, por si vienes. Un beso, ven a verme pronto. Me quedo con tu beso pegadico a la almohada. :)

Trius dijo...

Es maravilloso disfrutar de un rato de terraza con gente que llena tu vida. Seguro que lo seguirás disfrutando porque es un regalo maravilloso que el Señor nos da. Sígue así de maravillosa.

Kinush dijo...

Oooooooooooooooh Berrendita!!eres genial, no me canso de decirtelo. Tus palabras llegan al alma, como la música de Caldara.
mil besos soñadores.

AndyPeCas dijo...

Me conmovió....Un relato breve pero contundente....Desanduve y anduve junto a vos las mismas aventuras...Gracias!

berrendita dijo...

Trius: claro que es un regalo y claro que es maravilloso. Espero que alguna terracita la podamos compartir, y que no sea de bisiesto en bisiesto. Un beso. ;)

Kinush: Ooooooooooooooooohhhhhh!! cuánto tiempo sin veros!!. Lo de la música de Caldara me parece excesivo, pero aceptamos pulpo como animal de compañía. Otros mil pa tí. :)

AndyPecas: gracias por venir, lo primero. Y gracias por acompañarme en algunas aventuras. Otras a veces duelen tanto que es mejor guardarlas para uno misma. Bienvenida, te debo visita. Un beso.

RICARDO BATICÓN dijo...

Qué bueno, a si que metafórico a medias, eh?... me has recordado que yo el pasado mes de agosto me comí unos en Tenerife... qué buenos!!

Un abrazo!

Anónimo dijo...

Berrendita, te digo lo mismo que a Noelia, escribe no dejes que la TV me devore.
Gracias y a tus pies
Salud
El Coronel

Noelia Jiménez dijo...

Querida:

Aunque lo parezca, no te abandono. Tengo una cosita para ti en mi humilde morada cibernética.

Besazos.

berrendita dijo...

Ricardo: es un placer tenerte por aquí. Los crépes están buenos aquí, en Tenerife y donde haga falta. A ver si un día nos comemos unos juntos, aunque sean cibernéticos. Un beso. :)

Coronel: tiene toda la razón del mundo. Lo peor es que el tiempo me tiene devorada a mi. Intentaré ponerme al día y devolverle las líneas perdidas, sin olvidar esa cita que tenemos pendiente. Mil besos.

Noelia: sé que no me tienes abandonada. Al revés, soy yo la que últimamente tengo abandonado todo. Espero que en breve todo vuelva a su cauce. Gracias por adelantado, mi niña. Ahora paso por tu preciosa (y elegante, que diría Arancha) casa. Mil besos, fenómena. :)

Anónimo dijo...

Berrendita, espero con mucha ilusion tus palabras, alimento ya necesario para mi alma.
No tengo ya mucha fe en mi cita con esas tres maravillosas mujeres: Noelia (organizadora) La Condesa y tu. Seré la envidia de mas de uno. Seguro.
A tus pies
Salud
El Coronel