martes, 22 de julio de 2008

La novia eterna del mar

A Cádiz me fui hace casi ocho años con las manos vacías, las ilusiones desbordadas, el corazón a rebosar y el futuro para devorar en un plato para dos.

Ahora he vuelto con las manos vacías igualmente, las ilusiones quebradas, el futuro incierto de ración y enamorada de sus esquinas por cada uno de los puntos cardinales que me sujetan el alma a una fábrica de tierra adentro.

Y así la quiero recordar, como en esta foto de Manuel. Dorada, inmensa, en pie frente a los siglos, desafiando a los vientos y los maremotos, vestida de claridad, hermosísima bajo el sol del verano y el azul rabioso de su cielo, conocedora de la belleza insultante que reflejan las aguas atlánticas que lamen sus orillas.

Es mi Cái. La novia eterna del mar.

21 comentarios:

RICARDO BATICÓN dijo...

Berrendita, no eres la primera persona que conozco... que ha quedado "prendada" y rendida a la tazita de plata... Caí... qué tendrá Caí... pero conozco ya unos cuantos (no pocos)... Por cierto, preciosa foto de Manuel, con una luz magnífica.

Un saludo!

Inmoderadamente moderado dijo...

El mismo mar que anoche tuve a mis pies y que entra de vez en cuando por la ventana que tengo a mis espaldas. Imponente, infinito. ;)

Guarismo dijo...

Cái, tu Cái, mi Cái, nuestro Cái...

Y ¡ah! de los que se preguntan qué es lo que tiene ese rincón... Cái, por la madrugá, cómo me huele a sal... Niña, Cái que se bebe el sol que hay en la brisa marinera... y que remienda tu corazón con la sonrisa más morena que canta la Pastori...

Ahora Cái es de mucha gente. Lástima, aunque está bien.

Cuento los días que me quedan para pasar allí un par de semanas... con mis playas, con mis olas, con mi arena rubia, con ese atardecer único sobre la mar atlántica, como dices tú, Berrendita.

berrendita dijo...

Ricardo: creo que la foto habla por sí misma. Por eso la traje a la fábrica. Un beso.

Inmoderado: quizá sea el mismo mar, pero separado por el Estrecho, allá donde se funden en un abrazo distintas aguas. Algún día mojarás los pies en la orilla atlántica y te mostraré, si me dejas, cada palmo de mi Tacita. Un beso. Vuelve pronto. ;)


Guarismo: tienes razón, como siempre. Cádiz ahora, en julio y en agosto, es de demasiada gente. Yo he tenido la suerte de hacerla mía en los meses perezosos del otoño, en los inviernos grises y templados, cuando la playa parece un campo baldío de arena removida por las pisadas de las gaviotas. Aún así, yo también cuento los días para volver, aunque sea para atravesar definitivamente una puerta y cerrarla tras de mí. Entonces Cádiz volverá a ser mía por completo. Un abrazo.

Félix dijo...

¡Ese Cái! Ese rincón que te duele en tu alegría. Cierra la puerta, pero nunca bajes la persiana de la ventana para poder escuchar el rumor de las olas contra la piedra ostionera. Lo necesitas.
Cordialmente,
Félix

M@r@ dijo...

Pues algun día de estos volverás a ese Cadiz,a esa tacita tan querida,tan anhelada por ti,y a la vez ese Cadiz que te trae tantos recuerdos cada uno de los que algunos guardas y otros quieres dejar a un lado.

Cdiz,TU Cadiz.
Bss Berren

Kinush dijo...

Es que Cái es mucho Cái, como te he dicho en otras ocasiones, tan sólo estuve allí unas horas y me han marcado para toda mi vida. Es una ciudad con un “qué se yo” que te embruja. Y sobre todo la luz que tiene (como diría Juan Ramón Jiménez a Moguer, es también aplicable a Cádiz: “La luz con el tiempo dentro”), el color azul del mar que despunta por todos los límites de sus calles, su brisa, sus gentes, sus olores….ayns!!

Berrendita mía, sin tener tus sabias opiniones en mis entradas musicales es como si nada ….

Un bezo marinero.

Ana dijo...

Y quien no se va a rendir ante el mar azul y resplandeciente... y mas cuando lo describes tu!
Un beso!

berrendita dijo...

Félix: tienes razón. Lo necesito. Y en ello ando cada día. Un abrazo y enhorabuena por algo que tú y yo sabemos. Te debo una llamada. ;)

Mara: pues claro quen volveré. En apenas unos días, además. Y como dices, enterraré en la arena algunas cosas que no subirán conmigo y empaquetaré todo lo bueno que Cádiz me ha dejado de poso. Un besito, pequeña.

Kinush: razón tienes. Te tengo un poco abandonadillo, pero procuraré subsanar mi desvergüenza y hablaremos largo y tendido de nuestro barroco francés y de todo lo que se tercie. Gracias por seguir viniendo a la fábrica. Te debo el enlace a tu precioso blog. Un beso de tierra adentro.

Anita: rendiciones así son fáciles e incondicionales. Beso doble: uno por venir y otro por nuestro santo, que lo tenemos en puertas. ;)

El show de Fusa dijo...

Para ti es Cái, para mí Castro. Yo también me fui allí con las manos vacías y las ilusiones desbordadas. Sólo fueron meses, casi un año. Y volví con las manos desbordadas y las ilusiones vacías. Qué bonita la foto de Manuel y tu descripción...

Un besazo.

Lucano dijo...

Se trata de conservar siempre la ilusión, ponerla frente al mar, o bajo el cielo, y eternizarla más allá del dolor de nuestra alegría. Bs & Fs.

Kinush dijo...

Feliz día de tu santo Berrendita!!! claro que si!!!
un besooooo

Conchero dijo...

Es cierto, ¡Feliz Santa Ana! Preciosa Cádiz, con su inmesidad de mar y sus callejuelas con sabor.

Un fuerte abrazo.

Guarismo dijo...

Muchas felicidades, Ana ("la bienhechora") por tu santo.

Un abrazo,

Miguel.

berrendita dijo...

Fusa: gracias por tus palabras. Te invito a que pases por el blog de Manuel. Realmente, todas sus fotos son preciosas. Su eterna modelo, esa Cái tres veces milenaria, bien vale un blog tan bonito. Un besito.

Lucano: claro que sí. Sólo que hay veces que amanece un poco nublado. Incluso en Cádiz. Por eso quiero recordarla siempre radiante bajo el sol del verano y su luz insultante. Mil besos.
_____________________________

Vamos a por el santo.

Kinush: igualmente, Joaquinillo. También hoy es tu santo, así que un beso fuerte desde la fábrica.

Concherito: otro abrazo para tí. Gracias por acordarte. Nos debemos una conversación larga y tendida para que me cuentes tu peregrinar. Mil besos.

Miguel: gracias también a tí. Otro fuerte abrazo. Es probable que coincidamos dentro de poco por ahí abajo. Mientras, te dejo un beso atlántico, como nuestras olas. ;)

adoquinarios dijo...

No se si Gades sera novia, puta o lista, pero lo que esta claro que es el lugar donde el tiempo no corre y hay mas energia hay por m2.

Un abrazo, frikita!

estrella de mar dijo...

No conozco a nadie que haya pasado en Cádiz una temporada y no vuelva enamorao. ¡Qué tendrá Cái que vuelve loco a todo el mundo!

Tú añoras tu Cái y yo la mía.

berrendita dijo...

Frikito: otro abrazo para tí. Cádiz es todo eso, pero además es cuna de la libertad y callejuela del aire y del arte. ;)

Estrellita: tu Cái italiano, mi Cái al sur del sur.... qué más da. Son lugares soñados donde siempre querremos volver. Mientras, te espero en Zamora con un vinito casi servido. Un besazo, guapa.

Félix dijo...

Gracias por esa enhorabuena. Felicidades, atrasadas, por tu santo. Lo de la llamada es mutuo, porque yo creo que también te la debo.
Cordialmente,
Félix

Ana dijo...

Gracias por el beso por nuestro Santo!! Se me olvido que era el tuyo tambien!! :(... I'am sorry.. pero bueno, mas vale tarde que nunca... Felicidades, aunque sea con algo de retraso!

berrendita dijo...

Félix: cuando quieras. Ya lo sabes. ;)

Ana: Disculpas aceptadas. Te cobro el beso con intereses, así es más grandote. Besico pa tí. :)