domingo, 1 de junio de 2008

Preciosa

Está preciosa con su cabeza rapada. Con las orejitas pequeñas pegadas que tanta envidia me dieron siempre. Con sus inmensos ojos verdes por donde rezuma la vida bajo las pestañas oscuras.

Está preciosa con su pañuelito blanco, el que se puso esta mañana cuando salimos a la lluvia a dar uno de nuestros paseos, esta vez corto y despacito porque no le daban más de sí las fuerzas. Está preciosa cuando nos ponemos a los pies del Cristo que abarca Zamora entera en los brazos de su Cruz.

Está preciosa con la peluca que ha estrenado con la misma ilusión con que estrenan los niños zapatos, donde pone a salvo sus ideas del frío de este mayo anodino y este junio que parece marzo.

Está preciosa con los gorros que se ha ido probando para el verano, que ocultan que la enfermedad le ha robado su brillante melena caoba. Está preciosa con la sonrisa de signo peremne que acunó a cientos de niños.

Es Amelia. Mi amiga. No sé siquiera si le diré algún día que una noche escribí esto. Que admiro su valentía. Que me emociono escribiendo sobre ella como ahora me emociono. Que está preciosa con su cicatriz bajo la que late un corazón precioso. Que cada día que compartimos es una lección de coraje, de replantearme lo que somos, lo poco que importan las cosas que importan poco.

Es Amelia. Mi amiga. Ella dice que me admira. Y cuando la miro me pregunto si yo sería capaz de cargar a las espaldas con su enfermedad y llevarla encima con esa inmensa sonrisa, con esa inmensa esperanza. Quizá por eso la quiera tanto.

Preciosa por dentro, preciosa entera.

20 comentarios:

Inmoderadamente moderado dijo...

Las Amelias me dan lecciones, me pellizcan diciendo que estoy vivo y me plantan un nudo en la garganta. Ellas se ganan el cielo con ese pulso constante. Mucho ánimo a Amelia, a sus hijas y a sus amigos.

M@r@ dijo...

Que la preciosa Amelia no se rinda nunca,la esperanza es lo último que se pierde y con amigos como tu,esa esperanza cada vez es mas grande.

Dale cariño como el que tu sabes dar Ana,te lo agradecerá,palabra de hija.

Bss

adoquinarios dijo...

Mucha Fuerza Amelia, para poder disfrutar de la vida. Pronto pasara a ser un mal recuerdo y el escollo estara superado.

Sonrisa a la Vida.

Un beso muy fuerte, Víctor.

skunky dijo...

Amelia...

Ten mucha fuerza y mucho coraje que la vida es muy corta y hay que disfrutarla a cada momento...

Disfruta de los tuyos, no dejes escapar ni un segundo de alegría...

Lo superarás seguro, estamos convecidos de ello, no te quepa duda...

Un abrazo de esos en el que sientes ese calorcito...

Skunky

Lola dijo...

Hola Amelia

Bueno, aunque no nos conocemos personalmente, mi salamorana de mis entretelas, osea, la Berrendita ya me había hablado de tí.
Todas las flores para ti, Amelia, por tu coraje y tu valentía...a Berrendita como a mi nos chiflan las calas, así que te envío un ramo bien bonito.
Seguro que pronto, a ver si me acerco por allí nos conocemos.
Un fuerte abrazo, Amelia, y sonríe. Siempre hay que sonreír.

Conchero dijo...

Ánimo Amelia, adelante, lucha por la vida y apóyate en los que te quieren.

Un abrazo.

luis dijo...

lo que he leido aquí no debiera perderse en un blog, que bueno. Que de gente he empezado a visitar que merece la pena escuchar. Me llamo Luis Fer para muchos. Saludos desde el 5º B

La Creadora dijo...

Amelia, Seguirá volando tras los pasos dados de recias nubes sobre el ancho cielo de media tarde, seguirá volando por su estepa inmensa, cabalgando los rayos de un sol timido entre cortinas de nubes blancas.

Amelia brota de ella esperanza e ilusión, y que siga adelante con todo su corazón.

Besos

Guarismo dijo...

Es admirable Amelia, por lo que cuentas, Berrendita. Hay personas a las que la enfermedad les hace fuertes y nos dan un ejemplo envidiable. La humanidad, tan débil, nos muestra a veces la valentía en el sufrimiento, inmerecido, de uno de sus seres. Es tremendo, pero sus ganas de vivir y su coraje vencerán.

berrendita dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios. Amelia aún no los ha leído porque aún no le he dicho lo que escribí una noche, me da como cosa enseñárselo.
Si un día se lo enseño, seguro que su sonrisa ilumina esta fábrica una eternidad.

Un besazo.

Ana dijo...

Estas preciosa cuando escribes cosas tan bonitas. Es maravilloso que hagas algo así por tu amiga. Ella, no se si se enterara de que un día le dedicaste tus mejores deseos en tu blog, pero seguro que recibe palabras de aliento mucho mas bonitas que las que has puesto.
Para ti, para ella, van mis mejores sentimientos, para que se ponga buena algún día, para que siga sonriendo aunque su vida sea tan dura.
Un besazo para las dos!

RICARDO BATICÓN dijo...

Hola Berrendita,

haces unos homenajes preciosos a tus amistades, llenos de sinceridad y pasión. No se si Amelia ha llegado a leerlo, pero se emocionaría, seguro, de lo que ha escrito su amiga sobre ella.

Un saludo!

Kinush dijo...

Berrendita mía!!! vuelvo a tener internet en casa!!ahora puedo entrar más a menudo en tu grandiosa fábrica y compartir emociones.

un beso

berrendita dijo...

Gracias Ana, gracias Ricardo por vuestras palabras, por seguir dejando huellas tan bonitas por la fábrica.
Y a tí, Kinush, gracias y bienvenido. Me encanta tu resurrección para el mundo blogosférico. Te esperábamos con los brazos abiertos, por la música que nos queda por compartir, por los sueños que tenemos que fabricar entre todos. Así te lo he escrito ya en tu blog.

Un besazo a los tres.

CRIS dijo...

Hola, llego aquí desde el blog de Luis.

Soy bastante nueva en estos mundos y es apasionante encontrar tantos y tan variados pensamientos y sentimientos en la bolgosfera.

Volveré por aquí...para ir conociendo un poco más lo que escribes. Me ha gustado mucho.

Un saludo y ánimo en las "tribulaciones", gran parte de la batalla parece que ya la habéis ganado.

Un saludo

Roberto G. M. dijo...

Yo suelo despedir mis intervenciones por aquí y por allí con un "Salud y Suerte" que ya he hecho casi míos.

Esta vez va todo para tu amiga, que se lo merece, y un abrazo por ese coraje.

berrendita dijo...

Bienvenida, Cris. Esta es tu casa y la de todos aquellos que traspasen sus puertas, que no existen. Gracias por visitarme, gracias por tus palabras. Un beso.

Chico de los tres blogs (bueno, ya cuatro): me encanta que vuelvas a pisar por aquí. Espero que actualices a tiempo tus páginas, al menos para contarnos las fiestas de Fuentesaúco. Salud y suerte también para tí. Y un besico, claro.

Duke dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Duke dijo...

Mucha fuerza para Amelia.Desde esta fábrica estamos con ella...Enseñaselo algún día,le encantará.

Un abrazo muy fuerte

Queue dijo...

De vez en cuando lees algo que te toca bien dentro. Lo conseguiste.