martes, 20 de mayo de 2008

Davinia contra los gigantes

Existe una promesa, una flor tostada abriéndose a la vida donde vamos depositando nuestros secretos, nuestras noches, nuestras alegrías y las miles de puntadas que hemos decidido dar por la vida bajo el abrigo de la amistad.

Existe la mirada limpia que apunta hacia el futuro, el perfume de la lealtad en sus gestos, la fuerza de los pocos años, la valentía de los que quieren de verdad. La maraña oscura de su melena generosa, su pasión gatunera sobre la colcha de la cama, la sonrisa sin pliego de condiciones, la timidez que de cuando en cuando asoma a su rostro como si tuviese que esconder la rabiosa belleza que atesora de dentro hacia afuera.

A veces, cuando la miro, siento sana envidia de no corretear por la vida sin peso en la mochila. Y tengo la sensación de haber sumado muchos años sin darme cuenta de que todo lo que iba dejando atrás, de todo lo que iba quemando, de todo lo que pasaría a ser sólo memoria sin proponérmelo. Y me encantaría encontrar el punto de inocencia, la frescura de los besos que dejé sin dar, la ternura sin malear que aún ondea por sus pestañas, la brisa que la acompaña allá donde va sin que ella se percate.

Es Davinia, que cumple hoy dieciocho años. Podría ser casi mi hija, pero forma parte de los ilustres soñadores que viven en mi corazón. Llegó, nos dejó sus rosquillas, lloró con nosotros a su gatita, se quedó, anduvo en vela la noche que Zamora no se convirtió en una rosa roja y atravesó su mayoría de edad de nuestra mano la noche memorable en que Zamora quiso ser un corazón traspasado.

Nuestra Dukesita cumple hoy años. Llego por los pelos, pero llego. Le debía este regalo desde que un día la ví ponerse en pie y alzarse como David contra Goliat. Davinia contra los gigantes. Davinia luchando entre molinos de aspas hirientes como filos de espadas, como puñales en lo alto. Davinia salvando la decepción de las traiciones, Davinia sonriendo entre los árboles de Valderrey.

Se lo debía por la emoción primera de abrazarse a las mismas andas, por las noches de primavera en que esta tierra acompaña a Cristo a la Cruz, por las losas perfumadas de tomillo que pisamos juntas, por su silencio cuando necesitaba silencio y por su compañía cuando necesitaba compañía. Y te quiero, Davinia, porque pusiste tu voz al servicio de la mía cuando decidí callarme. Por tu dignidad, por ponerte en pie para lavar las heridas que otros me infringieron en una guerra que no era la tuya. Y sobre todo, princesita, por recordarme cada noche que hay una ventanita abierta donde no todos los ojos duermen.

Que cumplas muchos más, Davi. Nos encanta verte crecer.


(Foto Jose Pascual)

14 comentarios:

Inmoderadamente moderado dijo...

Davinia, contabas diecisiete pero tenías más criterio que las que sumaban siglos y litros de laca. Muchas felicidades por ser como eres. Un beso

caminante dijo...

Felicidades! menudas palabras que te deja berrendita... Encantado de conocerte a través de ellas!

J. Pascual dijo...

Ya son dos o tres añitos los que hace que conozco a Davi y tengo a bien decir que fui el primero del grupo en conocerla.
Movido por la curiosidad mutua de quien estaría al otro lado, de estos aparatos que el siglo XXI llenan tantas horas en nuestra vida.
Y fue en la puerta d la mítica valenciana donde la vi por primera vez, pero desde el primer momento supe que esta chica prometía y ya vemos que no ha defraudado y a cada día que pasa lo tengo más claro. Eres una gran persona Davi.
Un Besazo.

Lola dijo...

No conozco a Davinia, pero desde la fábrica y gracias a estas palabras pues oye, algo se logra. Espero que tengas un cumpleaños alegre y que te lo pases bomba.
Esta Berren siempre hace que me emocione, cachis.

Ah, Berrendita, te he visto en la foto de prensa muy guapetona:visita de azules al museo de semana santa zamorano,
bueno, Lucano también está...y más gente de Salamanca ;)

Ana dijo...

Felicidades Davinia... que esos recien cumplidos dieciocho años sean muy fructiferos y que tu caminar te lleva a otros ochenta o noventa años mas, y que cada uno sea enriquecedor y sabio.
Muy bonita la entrada Berrendita.. como todas las tuyas!
Un besito!

M@r@ dijo...

Primero de todo siento tardar un poquillo en firmarte porque mañana empiezo las globales que deciden mi futuro,además de que estoy atacaaaa y creo que me va a dar algo(Esperemos que no...)
A Davinia que decirle,la conozco desde hace poquito pero la verdad que hemos hecho buenas migas y me parece una chica fantástica.

Felicidades xra ella.....

Muchos besos para ti Berrendita

Queue dijo...

Bonito regalo y bonita chica

Ricardo Baticón dijo...

Pues todo un homenaje para la mayoría de edad de Davinia. Me imagino que la habrá encantado tu super-regalo llena de palabras chulas.

Ciao!

Juan Carlos Izquierdo dijo...

Muchas felicidades Davinia. Por tus dieciocho y, sobre todo, por contar con amistades tan valiosas como nuestra Berrendita, que es quien nos agrupa a todos. En torno a ella han nacido lazos de amistad aPASIONada, que deben perdurar siempre.

Por el brillo de tu ojos se nota que eres feliz, por eso deseo que, en esta nueva etapa de la vida que ahora comienzas, lo sigas siendo, para que nunca pierdas tu eterna sonrisa.

Un besazo.

Donce dijo...

Ay mi Berrennn, pero qué alegría tannnnn grande!
No te imaginas lo que te he echado de menos, jo, un montón (por eso venía de vez en cuando a mirar...)
Que te sigo queriendo: Guapaaaaaaa!!
Un beso grande,grande.

Ana dijo...

Berrendita.. pasate por mi blog, tengo algo para ti!

La Creadora dijo...

Berrendita tu como siempre tan original con tus escritos, pasate por mi blog cuando puedas, te otorgado un premio.

Saludos

Por cierto saludos de Joaquin!

Duke dijo...

Ana,gracias por recibirme con los los brazos abiertos,con una sonrisa,por nuestros abrazos,por contagiarme tu alegría en los días tristes,por emocionarme con tus textos como nadie,por la rabia que me transmites para luchar contra los que nos quieren derrotar,por lo días que derrochas simpatía,por dejarme conocer tus andaduras por la vida,por compartir ese amor gatuno,por las noches hasta las tantas,con castros y zapatos voladores incluidos,por lo días rebosados de frío en los que no acariciaba el humo de tu chimenea,por nuestros ratos tontos y sentimentales,por lo días de gloria,por el privilegio de poder abrazar a nuestra patrona hombro con hombro,por enseñarme a querer la pasión desde dentro,por permitirme ir junto a vosotros bajo nuestro Jesús,por dejarme escuchar el amor con el que hablas de tú Caí,por abrirme tú corazón incondicional,por dejarme soñar en esta fábrica....por TODO,Ana,es lo más bonito que me han escrito nunca!GRACIAS

Y recuerda...aunque hemos perdido...hemos ganado: dignidad,honestidad y sobre todo nos hemos convertido en buenos amigos sin importarnos ningún tipo de interés...


P.D:


JAVITO:Muchas gracias,me ha encantado tu comentario.Un abrazo,no cambies.

CAMINANTE:Muchas gracias,encantada:)

PASCUAL:Muchas gracias,quien diría que ahora nos lleváramos tan bien...jaja.Un abrazo capullo.

LOLA:Muchas gracias.Ya sabes...esta Berren escribe que da gusto:)

ANA:Muchas gracias,encantada.Un beso

MARA:Muchas gracias.Estudia mucho eh...Un beso,no cambies.

QUEUE:Todo lo que sea un buen piropo nunca se rechaza:)Un saludo.

RICARDO:Sin duda,es uno de los mejores regalos que se puede tener.Un saludo

J.CARLOS:Muchas gracias.Yo también espero que la amistad "pasionera" dure eternamente...y que en esta nueva etapa tu seas el doble de feliz.Un beso.


Creo que no me dejo a nadie...después de un día un poco cansuto me voy a seguir soñando,pero esta vez entre sábanas.


Un fuerte abrazo Berren,se te quiere!!!

adoquinarios dijo...

De sobra sabes que eres mas valiente que yo, mas fuerte sin miedos ni fobias. Sabes que te admiro.

Solo desearte mucha PAZ y SALUD, para poder disfrutar contigo muchas primaveras mas.

Mil besos, Víctor.