martes, 31 de enero de 2012

VERGÜENZA

Vergüenza. No encuentro otra palabra. Vergüenza. En mayúsculas, como el título. Vergüenza de ser zamorana. Vergüenza por la desvergüenza de quienes nos gobiernan. Vergüenza por la desvergüenza de ser cofrade, si ser cofrade es que se nos llene la boca con la Semana Santa pero que no arrime el hombro 'ni Dios' en los días que no son Semana Santa. Vergüenza.

Esta tarde, a las ocho en punto, ha cerrado sus puertas el Museo de Semana Santa de Zamora por falta de fondos para mantener los gastos mínimos del edificio. Y mientras los cofrades ponen al presidente de la Junta de Cofradías 'de limpio' en foros anónimos o en los corrillos de los bares, nadie apunta con el dedo a los auténticos culpables del desaguisado, que somos todos, desde el Ayuntamiento, con una deuda acumulada de 90.000 euros, o la Junta de Castilla y León, que no incluye en las rutas turísticas potenciadas en la reciente feria de FITUR la Pasión zamorana, pese a ser una de las primeras en ser declarada de Interés Turístico Internacional. Vergüenza.

Vergüenza por la desvergüenza del chiringuito turístico que en dos años ha dejado un agujero de 270.000 euros en las arcas municipales y que ya en su día redujo a la mitad las subvenciones a las cofradías; o del ágape institucional que cada Jueves Santo se monta la Diputación para que los jerifaltes, esos que nosotros elegimos, contemplen en palco de preferencia el Miserere que Zamora entona con la garganta rota de emoción mientras pasa Muerto por las calles Cristo Yacente.Vergüenza.

Vergüenza por la mala gestión, porque las cofradías se han acogido a la sopa boba de las subvenciones año tras año y ahora, en época de vacas flacas y apretarse el cíngulo, no buscan soluciones unidas, en vez de tirarse dardos envenenados con una prensa dispuesta a darle alas a la mierda que airean, que debería lavarse en casa. Tirios y Troyanos en vez de hermanos y cofrades. Conmigo o contra mí. Vergüenza de nosotros. Vergüenza.

Vergüenza porque los días santos son también los días en que Zamora se llena de gente que hace funcionar el engranaje no sólo de la hostelería, sino de todos los sectores de servicios públicos que hacen el agosto en primavera pero miran para otro lado cuando se trata de realizar una aportación, por pequeña que sea, para que cada Semana Santa podamos celebrar la Pasión con el alma pero también con la mejor puesta en escena posible. Vergüenza de los cofrades que se rasgan las túnicas si suben un euro la cuota, pero luego pagan ronda para arreglar el mundo en el café de al lado. Vergüenza.

Mirad bien esas puertas. Ahí, en ese pórtico, se han sucedido desde la apertura del Museo abrazos y reencuentros, emociones indescriptibles que hasta hace unos años quedaban reservadas a las familias de los cargadores, que íbamos a esperarlos con el alma en un puño y el beso en los labios en premio al esfuerzo de cada procesión. Ahí, junto a los pasos, algunos echamos los dientes; ahí, junto a los pasos, algunos dejan el alma, las tripas. Más allá de los religioso, más allá de lo turístico, de lo tradicional. Ahí, tras esas puertas, reside el legado de todo un pueblo, la única herencia que Zamora recibió a lo largo de los siglos.

Miradlas bien. Ahí, tras esas puertas, se custodia uno de los mayores tesoros que tenemos los zamoranos. No hablo de las tallas, ni de su valor artístico, ni de esa fe que mueve montañas. Hablo de nuestro corazón, de las cadenas del querer que nos atan casi como una condena a esta tierra que a tantos nos niega el pan. Pero de eso qué coño van a saber quienes se visten de domingo para presidir procesiones y hacerse la foto detrás de las imágenes tras las que los zamoranos aprendimos a rezar casi antes de hablar. Vergüenza de vosotros. Vergüenza de nosotros. Vergüenza.

Vergüenza si esta es la forma de querer y de creer de mi pueblo. Vergüenza mayúscula, como el título, por todos y cada uno de nosotros.

Hoy cierra las puertas el Museo de Semana Santa. Hoy abrimos, en horario permanente, el Museo de la Vergüenza.

(La foto, robada de internet, es de Portalviaje.com)

13 comentarios:

Alicia dijo...

Hoy se me ha partido el alma en dos. Vergüenza de que todo el mundo se eche las manos a la cabeza y hable de una crisis que los ciudadanos no hemosprovocado. Vergüenza de nuestros políticos llámense Pps, Psoe, Ius. Muchas siglas perocomo dice Ciceron, Es la fortuna y no la sabiduría la que gobierna la vida del hombre. Lamentáblemente es cierto como hoy hemos podido comprobar. Vergüenza.

MARC dijo...

Antes sólo teníamos el Museo del Abandono, ahora sumamos a nuestra "gran oferta turística" el Museo de la Vergüenza. http://estaciudadesunaruina.blogspot.com/2011/03/semana-santa-zamorana.html

Anónimo dijo...

Se puede decir más alto, pero no más claro.

"Turmano"

Anónimo dijo...

¡Con dos ovarios, Ana! O, como decimos en Zamora: tienes más c...... que el caballo de Longinos. Se puede decir más alto, pero no más claro. Que tomen nota los que consienten y los que se callan ante esta, como tu dices, VERGÜENZA.

cofrade Zamorano dijo...

Da Vergüenza si da pero también hay muchas familias que gracias a ser presidente de las cofradías se benefician de las medallas de los cofrades ,de vivir gracias a las cofradías estatuas y cuadros para la ciudad y el ayto y no se han acordado de cuando las vacas eran gordas de dar ese dinero para el Museo , y digo yo una Cofradía por ejemplo Sto entierro con el dinero que recauda año tras año con las cuotas anuales de los 3000,ó más cofrades y hermanas ahora no tienen para pagar las Bandas que gastos tiene porqué pasos nuevos no hay y bi hacen falta entonces donde va ese dinero que recaudan a Cáritas a la Cruz Roja en fin las cosas cuando no se haceb tampoco bien y estoy de acuerdo que el ayto colabore pero tampoco sólo unos porque yo soy cofrade y al año me dejó unos 150 más o menos en cuotas como otros hermanos y en renovación de medallas en fin que esto habría que rebuscar no sólo en unos si no en los directivos de las cofradías y demás familias y esto es lo que me da vergüenza a mi y los tratos de favor por ser amigo o familiar del clan de las familias de la semana santa que Gracias a Dios esto va cambiando poco a poco y ya es menos de 4 familias saludos

Anónimo dijo...

Enhorabuena por este artículo. Todo esto que escribes en tu maravilloso blog es lo que pensamos la mayoría de los zamoranos aunque muchos se callen o les falte la valentía para decirlo. Culpables las instituciones y culpables los propios zamoranos y la mala gestión de la Junta de Semana Santa. Me gustaría decir muchas cosas, así que seguro que alguna se me olvida, porque esto te produce mala sangre. Es una pena que mucha gente sólo utilice su vara de presidentes para lucirse en los días de la procesión, pero no son capaces de resolver los problemas que tiene la Semana Santa y dar la cara por Zamora. Eso mismo con muchos cofrades, que solo se acuerdan de Santa Bárbara cuando truena. Semana Santa es todo el año.

Además, hay tres cofradías que están comprando locales en vez de atender sus necesidades reales, que son las de sacar a las calles las procesiones con la máxima dignidad y no gastarse el presupuesto en otras cosas de menor importancia.

Ojalá el Ayuntamiento pague pronto sus deudas y el Museo se abra de nuevo enseguida, porque es lo que nos interesa a los zamoranos.

Un beso y otra vez enhorabuena.

Ana Valdés.

Anónimo dijo...

Acabo de leer la respuesta de cofrade zamorano y quiero responderle. Cuando la gente se queja de las familias, yo digo que es una pena que no haya más "Pes", porque los que os conocen de cerca saben que sólo ha habido mucho trabajo y que lo único que te cuesta esto es dinero, trabajo y enemistades, porque los amigos de verdad siempre seguimos ahí aunque tengamos diferencias de opiniones.
Nos falta memoria, cofrade zamorano.O lo mismo es que no conoces de verdad la historia de la Semana Santa y lo mucho que algunos han trabajado por ella sin cobrar un duro echándole horas. Yo también soy cofrade y también pago mis recibos porque darte de alta en una cofradía es voluntario. Hay que acordarse de cómo cogió Eduardo la Junta, cómo la encauzó y cómo se la dejó a los que le sucedieron. Desde entonces, la Junta está sin rumbo y así nos ha ido.
Acusar a gente como el, que han trabajado a destajo y ha puesto dinero de su bolsillo, de beneficiarse de la Semana Santa, es una irresponsabilidad por no llamarlo de otra forma. Por estas bobadas, por estas envidias pueblerinas y este hablar sin tener ni idea de las cosas estamos como estamos, en la Semana Santa y en todo.

Ana Valdés.

Glo dijo...

Perfecto Ana, nadie lo habria dicho mejor que tú, que sabes de esto y mucho, enhorabuena, ahora a ver si llega donde tiene que llegar tu "grito" de protesta y de lucha, este que aquí debe ser de todos los que nos sentimos zamoranos y amantes de la Semana Santa

Luis B P dijo...

No preocuparse que el problema se va soluciona enseguida, porque el obispado que tanto se preocupa por la Semana Santa de Zamora que se ha desvivido por modernizar los Estatutos de las cofradías para no tocarlos otra vez hasta el sigo XXII, va a aflojar la pasta. Vamos eso te lo digo yo porque se que se desvelan por tan insigne y santa tradición de manera desinteresada ;)

cofrade Zamorano dijo...

A veer para la SRTA VAldés hay mucha gente que ha querido estar en la junta pro Semana Santa y que no ha podido por no ser del Clan de las FAmilia y ademas gente currante y que no busca el protagonismo ahí esta el caso de Pepa " LA CHUPINA." anda que no ha trabajado esta señora para la semana Santa pero como según el grupo de las familias no se merece El Barandales. Y esto no es pueblerino es la realidad ya que muchos hemos hechos cosas por amor a la Semana S
anta anda que en votaciones para ser presidente no buscan. Votos para darse a conocer y así poder tener más facilidad para poder llegar a las instituciones en fin es un tema muy Largó y no hace falta que nadie médica nada de como se crearon las cofradías ya que yo lo he mamado de pequeño ya que mi abuelo fue Fundador de Jesús Na Nazareno. Saludos y esto es simplemente lo que pensamos muchos cofrades ánimos

cofrade Zamorano dijo...

Quiero rectificar cuando indiqué Merlu cuando debía indicar Barandales de Honor para Pepa
Saludos

Anónimo dijo...

Bien las dos Anas!!!
Ya me extraña que su abuelo sea fundador de Jesús Nazareno.. salvo que tenga unos siglos de edad. SdB

Anónimo dijo...

Enhorabuena por el artículo. Plasmas de manera soberbia lo que muchos pensamos pero no sabemos o no somos capaces de expresar.
Pero ahora, en vez que regodearnos en nuestras miserias, actitud muy zamorana por otro lado, lo que teníamos que hacer tod@s los que comenzamos el año acompañando al mozo mientras sube por S. Frontis, y lo terminamos cuando llega el primer recibo, o cogemos la primera vela, es uninos para ver de que manera podemos solucionar este entuerto. Y aprender de nuestros errores, no volver a dejar en manos de ineptos, lo que más amamos y lo que más lágrimas nos cuesta...