jueves, 17 de febrero de 2011

Escúchame, Cádiz


Escúchame, Cádiz. Escúchame ahora, en este febrero en que se rompen las gargantas diciendo tu nombre.

Escúchame ahora, antes de la oscuridad, cuando el mundo gira en torno al ombligo de tu teatro de ladrillo rojo. Escucha mi voz entre tantas voces.

Escúchame, Cádiz. Yo te hablo. Yo te escribo. Yo te canto. Escucha mis dientes entre tanta copla, entre tanta música como te arrulla cada noche, como te sostiene en pie hasta la madrugada.

Escúchame, Cádiz. Escucha mi abrazo devorando los kilómetros, escucha mi ausencia gimiendo con el viento del norte, azotándose contra las piedras del campo del Sur.

Escúchame, Cádiz. Porque mi cántico es más puro, es más roto, es más hondo. Porque mi voz está más quebrada. Porque mis versos son más desgarradores. Porque te echo de menos con los cinco sentidos, porque me duele el alma de soñarte, porque ya no existen febreros, ni océanos bajo mi ventana si no te tengo.

Escúchame, Cádiz. Porque yo te amo. Porque yo siempre te escucho y nada te demando. Porque yo me moriré cantando sin voz conocida, guardando febreros en el puño de la mano, acariciándote cuando te hiera la sal.

Escúchame, Cádiz. Porque yo te canto desde el silencio. Porque yo siempre canto para tí.

(La foto, de Manué)

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha Encantado, No Conocía esta Página, lo de "Escúchame, Cádiz", me a Todao El Corazoncito del Gaditano, que Vive Lejos de Su Madre, Cádiz.

Josué dijo...

Ya lo creo que te escucha. sí te escucha u te añora, como te añoramos los amigos cuando no compartimos los días. Eres corazón y por tanto pasión. Grande como La Macarrona, La Maleni y todas esas grandes mujeres que tocaron y bailaron a Sur. Un BS chichi

Noelia Jiménez dijo...

Escucharte a ti sí que desgarra. Cuánto se perdió Cádiz por dejarte marchar. Y cuánto hemos ganado los demás por tenerte más cerca.

Un beso enorme, amiga.

Manuel Sánchez Quijano dijo...

Gracias Noelia por tu comentario. Es posible que los demás hayan ganado por tenerla más cerca, pero Cádiz no se perdió nada. Si vivieras en Cádiz, te darías cuenta que en esas mañanitas de sol, cuando vas a tomarte unos churritos a La Marina, en la calle Libertad, te cruzas con ella, con la bella dama de la inigualable sonrisa... Si paseas por la tarde, por la Alameda, junto a la mar, escuchando las sonrisas de las olas, te cruzas con ella, con la bella dama de la inigualable sonrisa... Si ves ese atardecer desde el balcón de tu casa o desde la misma playa de La Caleta, cuando el Sol dice hasta mañana, mi Reina del Sur, te cruzas con ella, con la bella dama de la inigualable sonrisa... Si de noche la Luna ilumina esa playa Victoria, y la gente pasea, de aqui para allá, te cruzas con ella, con la bella dama de la inigualable sonrisa... Si en Carnaval, o en Corpus, o en Semana Santa, o en el Trofeo Carranza, te cruzas con ella... es que ella, la bella dama de la inigualable sonrisa no se ha ido para estar mas cerca... es que su corazón y su alma se han duplicado para estar al mismo tiempo en Cádiz, que comienza con C y termina con Z... de Zamora, o es que no te habías dado cuenta, Noelia.

AdR dijo...

Esto es lo maravilloso del auténtico carnaval, que se lleva dentro, y no todos lo sabemos expresar como tú.

Besos

Guarismo dijo...

¡Ah, Cádiz, Berrendita! Tu Cái. Que te escucha, seguro, cuando le cantas, cuando le hablas, cuando le escribes. Y cuando te escucha y te lee se viste de fiesta y calma sus vientos, de Levante y de Poniente, para escucharte mejor, para leerte mejor. Y deja que el sol se ponga por la Caleta, para que Manué le haga esas fotos imperecederas. Y deja que las olas la bañen, para que inmortalicemos en nuestra memoria este Cái marinero. Y se pondrá coqueta para que tú le escribas, para que tú le cantes, para que tú le hables.

Yo creo que Cái te echa de menos, Berrendita, y se pone contenta cuando te escucha.

Un abrazo.

Miguel

Anónimo dijo...

he aparecido en esta página porque he introducido en google "cadiz te echo de menos" porque yo también estoy lejos de la ciudad que me vio nacer y la extraño con todo el corazón, me falta cada vez que respiro y no huele a sal, cada vez que miro el mar y no es el suyo, cada vez que el sol no me quema...
tus palabras me han hecho llorar de emoción. Gracias

Anónimo dijo...

Estaba en casa echando cuentas desde santander para ver si este año podre ir a mi cadiz....y danndole vueltas y vueltas y escribi en google:cadiz porque te amo tanto.....y me salio este blog....jeje.En julio esare or esas tierras si dios quiere.....