jueves, 23 de septiembre de 2010

Guardiana de las tres letras





















Hace dos años y pico la vida decidió sonreirme en el poso de su sonrisa. Tan pura, que a veces parece cristal, berrendo en transparencia. Tan frágil que a veces se rompe como todo lo que se lleva el viento. Tan fuerte, que parece también esculpida sobre la piedra dorada de Salamanca. Tan infantil, que cuando ríe es como si un ejército de niños coreasen al mundo su alegría. Tan madura, que cuando despega los labios, es como si los siglos se rescolgasen de su boca para coser las palabras. Tan de verdad, que a veces me da miedo cerrar los ojos por si un día dejo de soñarla.

Hace dos años y pico se posó en mi vida como un abrazo que abriga pero no aprieta, con el invisible hilo que ata pero no aprisiona, con esa sonrisa que a veces ilumina todas las estancias de mi vida. Leve como el albero que pisan los toreros, eterna como un lance mágico revoleando los vientos. De una sola pieza, como los bloques que paren a golpe de cincel las canteras, como las cosas que se dicen y que no se dicen, como los nombres que pronunciamos en voz baja. Clara como una luna de estío; cantarina como el curso del Tormes cuando se detiene bajo los puentes para ser espejo de las cúpulas y los campanarios. Sólida, como los dolores que se mastican en silencio cuando nadie nos contempla. Hermosa como todo lo que no tiene tiempo. Tierna como el pan recién cocido, cálida como el vientre acuoso de las madres, como las madrugadas de confidencias sin horas, como los amaneceres atlánticos al sur del sur.

Ella es Ana. Tres letras, un capicúa, dos sílabas, un mundo que habita en mi mundo, un cante antiguo, la garganta rota, el corazón colmado, un latido en la caldera de esta perezosa fábrica de sueños que apenas tiene tiempo de soñar.

Y así la quiero siempre: generosa, buena, bañada en luz, guardiana de las tres letras donde se redacta, de poder a poder, toda la alegría.

12 comentarios:

Josué dijo...

Quien tuviera tres letras hoy¡¡¡¡ seria un día feliz por tanto alago
josué

M@r@ dijo...

Ana,que bonito nombre:)

berrendita dijo...

Josué: adoro tanto tus cinco letras como las tres de Ana. Desde la infancia, por todo lo bueno que hemos compartido, por toda la alegría, por todas las lágrimas. Te quiero, Chichi. :)

Mara: qué bonito!!! qué te voy a decir yo, jajajajajajaa. Mil besos.

El Coronel dijo...

Berrendta, que te voy a decir? Mi madre Ana, mi hermana Ana y tu. Se me acaban los calificativos para decirte, despues de leerte.
Besos
Salud

Araceli dijo...

Que bonito y que gran verdad.

caminante dijo...

qué genial ana! echaba de menos leerte y ahora desde un poco más lejos te siento un poco más cerca!
mil besos de los que hace mucho q no nos damos...

berrendita dijo...

Coronel: guardo, uno por uno, todos tus calificativos. No hace falta más. Con saberte, me sobra. Cuida mucho de tus Anas. Un abrazo. :)

Araceli: claro que sí. Los sueños de esta fábrica suelen ser verdad. Gracias y bienvenida. :))

Caminante: aunque estés tan lejos, bien sabes que sigues siendo mi sangre postiza, que no pienso dejarme en esta vida ningún beso en el tintero. Mil besos, sobri. :)

Guarismo dijo...

Como siempre, con tus bellas palabras, con esa arquitectura propia con la que construyes tus sueños y que expresas con tus palabras, ensalzas algo (como Cái) o a alguien (como Ana)maravillosamente. No la conozco, pero si se ha ganado esta entrada con la que nos deleitas, mucha Ana tiene que ser.

Un abrazo, Berrendita.

Miguel

Ricardo Baticón dijo...

Vaya Berrendita, qué post más bonito para tu amiga Ana.

Saludos!

AdR dijo...

Sólo unas pocas personas pueden ver lo que tú ves, sólo tú puedes hacernos llegar en palabras... el viento de las buenas personas que te rodean.

Besos :)

Noelia Jiménez dijo...

¡Ole! Dos Anas maravillosas, sin duda. Dos pedazo de mujeres. Dos regalos del cielo. Dos amigas.

Gracias a las dos por tanto.

Besos.

Lamborghini dijo...

Ana... qué lujo romper plaza en el albero de esta fábrica de sueños al son de los latidos de un pasodoble que retumba en un pecho berrendo en magia... Aayssss!! yo me muero...