lunes, 21 de junio de 2010

Yo te abrazo, Señor



Yo, Señor, siempre te desenclavo de la madera, siempre te arranco la Cruz, y te llevo vivo, conmigo.

(Y en esta ocasión, también te abrazo, Señor, en desagravio)

6 comentarios:

Ana dijo...

Siempre hay que mirar mas alla de la madera y ver al hombre que sufrio en ella.. desencravarlo y llevarlo vivo dentro de ti.
Besos!

Noelia Jiménez dijo...

Y yo. Qué desvergüenza. Y que a todos los "locos" les dé por lo mismo...

algodesol dijo...

Ya el título me impactó; gracias por recordarnos que no solo nuestro Señor nos abraza, aveces necesitamos nosotros correr a sus brazos. Muy bueno el blog

http://algodesol.wordpress.com/

berrendita dijo...

Ana: quien sólo vea madera, nunca será capaz de desenclavar al hombre y llevarlo a su lado. Mil besos, para ti y para tu prole.

Noelia: a unos más que a otros.... ;) Besos, reina.

Algodesol: bienvenido a la fábrica. Y sí, generalmente somos nosotros quienes necesitamos correr a sus brazos. Yo viviría en un estado permanente de abrazo. Un beso, esta es tu casa.

AdR dijo...

La verdad es que hay cada salvaje y descerebrado suelto por ahí... que tela.

Esa imagen es más que única.

Besos

sentimientos y locuras dijo...

Amén