viernes, 28 de mayo de 2010

Y te sigo queriendo


Dicen que cuando se quiere tan de verdad aquello que no se tiene, sólo pronunciarlo duele. Y por mucho que intente nombrarte menos, mi Cái, sigo cerrando los ojos y escuchando las olas quebrando mi silencio. Sigo aspirando tus noches de verano, la humedad de febrero, tu cielo rompiéndose de azul y pureza, el soplo cálido del levante.

Y me sigues doliendo. Y te sigo queriendo. Y te sigo nombrando. Y sigo escribiendo por las noches para pronunciarte en voz bajita con una sonrisa en los labios.

(La foto es de Manué)

12 comentarios:

estrella de mar dijo...

Es difícil dejar de querer. En ello andamos, aunque supongo que en algún hueco del corazón siempre quedan los posos de lo que hubo.

Yo, que soy reincidente y pego de enamoradiza, entiendo lo que dices.
Pero tienes que hacer que no duela. Recordar sólo lo bonito, de lo malo nada. No pasó.

Un abrazo de una que mañana lucirá unas bonitas ojeras :0)

berrendita dijo...

No duele, cariño, no duele. A veces rasca un poco, pero siempre nos queda la sonrisa.

Un besazo, mi niña. Descansa. :)

Félix dijo...

Quiérela y nómbrala hasta que el dolor desaparezca. Así, sólo quedará lo amado.
Cordialmente,
Félix

adoquinarios dijo...

Que difícil es cantar a lo que mas se quiere...

Pero tu lo has hecho genial y mas si de lo escribes es del paraíso terrenal.

Un besito, Víctor.

Guarismo dijo...

Berrendita: no he conocido a nadie "no gaditano" tan enamorado de Cái como tú. Para los gaditanos es un gran honor contarte como la primera... Seguro que otros de la tierra que te conozcan piensan como yo.

Un abrazo,

Miguel

AdR dijo...

Como para no quererla. Una vez se prueba... no hay vuelta atrás.

Besos :)
P.D.: Pero vamos a dejar las lenguas calientes de levante quietecitas; no las nombres, por favor, jajaja.

Ricardo Baticón dijo...

Hola Berrendita

Yo creo que es bueno ser fiel a nuestras pasiones y gustos porque nos definen... y tú, por supuesto, no olvidas a tu querido Cái... Muy chula la foto de Manué.

Saludos!

berrendita dijo...

Félix: ya sólo queda lo amado. Mil besos, mi querido amigo.

Adoquinarios: ese paraíso siempre está ahí, esperándonos. Un besazo.

Guarismo: supongo que esto hace bueno el dicho de que un gaditano nace donde le da la gana, aunque mi tierra de verdad tira en las tripas que no veas.Enamorada, siempre. Y así será, por los siglos de los siglos. Un beso.

AdR: ¡¡¡como para no quererla!!! incluso con las lenguas calientes del levante besándonos a latigazos de arena, jajaja. Besazos, ESCRITOR.

Ricardo: la fidelidad a nuestro corazón, que nunca falte. Un beso. Me encanta verte por aquí.

M@r@ dijo...

:)
Cuando algo duele,cuando algo que quieres o que has querido está lejos,si lo puedes volver a ver puedes recorres ese camino y llegar hasta allí,la vuelta de ese viaje será más dolorosa aún pero al menos sabrás que tenerla siempre la tendrás....
Berrennnn¡¡¡¡
UN besazooo

berrendita dijo...

Maraa!! Qué va. Ya he vuelto, no una, sino dos veces. Y las que me restan, porque medio corazón se quedó por ahí, disuelto con el levante. Pero nada de dolor: ahora sólo sol, sonrisa y sal.

Mil besos, preciosa. Te echaba de menos. :)

fernando dijo...

Quieres que te regale algún rumor de su Caleta?....

berrendita dijo...

Eso siempre, Fernando, eso siempre, aunque ese rumos viene siempre conmigo. Sólo tengo que cerrar los ojos y escucharlo, como un latido.
Un beso. Bienvenido.